Por Alcides Alfaro Guerra-Corresponsal en Maicao.

Hacer un buen uso de los elementos de trabajo para una buena manipulación de los alimentos debe ser una constante de los buenos y grandes profesionales de la comercialización de los cárnicos.

Esta es solo una de las recomendaciones que dio, en un curso sobre el manejo y tratamiento de los alimentos, la ingeniera de alimentos Karen Benedetti Pérez, frente a 80 personas afiliadas a la Asociación de Comercializadores de Ganado y sus Productos en Maicao Asocodegan, que preside el excandidato al concejo y destacado comerciante de la ciudad Ansizar Cárcamo.

-Publicidad-

El curso fue dirigido específicamente a los expendedores de carne, quienes dieron un repaso a las normas de maduración de la carne y todos los procesos higiénicos sanitarios para expender en sus respetivos locales, además de recomendaciones en salud ocupacional y seguridad en sus áreas de trabajo con el fin de que mejoren sus instalaciones físicas y en consecuencia puedan ofrecer unos productos sanos y seguros, que aporten los nutrientes suficientes para las actividades diarias.

Los expendedores de carne aprendieron también lo que es una contaminación cruzada que equivale, entre otras cosas, que no se debe cortar la carne con la misma herramienta con la que se corta el pollo u otros alimentos, ya que unos alimentos podrían pasar a través del cuchillo las bacterias que existen en otros.

Los expendedores aprendieron nuevas técnicas de limpieza y desinfección de los locales y los elementos de trabajo con los planes de saneamiento básico, fumigación, abastecimiento de agua.

Sobre recomendaciones finales, Benedetti Pérez dijo que los expendedores de carne deben estar muy alertas y atentos ante la llegada de productos de Venezuela en malas condiciones, como carnes y queso, ya que hay algunas personas que usan ciertos químicos para disfrazar la carne. “Hay unos químicos que se usan cuando la carne está en malas condiciones y al aplicarlos, la misma recobra su color y olor natural, es decir si la carne esta verde cambia a rojo” advirtió.

Los usuarios están en la obligación de solicitar los documentos de donde se sacrifica el ganado y el vendedor debe mostrarlos para verificar el matadero certificado por el Invima, según la ingeniera de alimentos. Sobre el queso, dijo que es mejor adquirirlo donde se expendan productos colombianos para evitar sorpresas.

-Publicidad-