A causa de una afectación cardiaca, a sus 52 años dejó de existir en la Clínica Cedes de Riohacha, Amparo Pacheco Ospina, quien se desempeñaba hace más de diez años como gerente de la Inmobiliaria Mar Caribe.

Desde hace dos semanas, Pacheco Ospina se encontraba recluida en la clínica Cedes debido a un derrame cerebral, pero ayer a las 10 de la noche sufrió un paro cardiorrespiratorio  que finalmente acabó con su vida.

Amparo era oriunda de Riohacha, hija del reconocido abogado Próspero Pacheco Arques, fallecido y la señora Juana Ospina ex docente de la Institución Educativa Almirante Padilla. Tenía dos hermanos, Oscar y Marta Pacheco, quienes las recuerdan como el Ángel de sus vidas.

-Publicidad-

Su hermano mayor, Oscar Pacheco, la define como “la personificación de la ternura, la nobleza y la inocencia, además era una persona sumamente inteligente. Solo podemos estar agradecidos porque durante 52 años tuvimos a un maravilloso ángel en nuestras vidas”.

Sus seres queridos la recordaran como una mujer de fe, creyente en Dios. Como esa hermana y amiga que siempre tenía una cálida sonrisa para sus seres queridos y la facilidad de hacerse querer por su bonita y tranquila personalidad.

La velación de la señora Amparo se está llevando a cabo en la funeraria Los Olivos. La misa se oficiará mañana jueves a las 9 de la mañana en la Catedral Nuestra Señora de Los Remedios, luego sus familiares y amigos le darán el último adiós en el Cementerio Central de Riohacha.

-Publicidad-
Cargando...