Habitantes de Tawaira, entre la oscuridad y la delincuencia

Construcción de viviendas las cuales no han sido terminadas causan malestar entre los moradores del Tawaira

-Publicidad-

La comunidad que nació hace más de 20 años, actualmente está padeciendo de los males de las zonas populares de las ciudades, debido al abandono de las entidades y hasta de sus propios vecinos. Falta de alumbrado público, pavimento y seguridad son algunas de las quejas que presentan los habitantes.

Moradores del barrio reclaman la falta de alumbrado público y presencia de las autoridades en terrenos baldíos que son aprovechados por los ociosos que merodean la comunidad. Manifiestan que más de 10 terrenos se encuentran solos, esto junto con la falta de alumbrado están prestos a cualquier fechoría de los delincuentes.

“Actualmente el parque de la Vida y la mayoría de las calles se encuentran sin alumbrado público, a las seis de la tarde todo esta oscuro y los malandros aprovechan para hacer sus atracos, los niños y jóvenes ya no pueden estar en el parque por esta situación” expresa preocupada Yajaira Lucia Gutiérrez, presidenta de la Junta de Acción Comunal.

La Junta de Acción Comunal, ha hecho varias solicitudes a la empresa American Light, pero esta alega que la Administración Distrital le adeuda 9.000.000 millones de pesos y hasta que eso no se cancele no realizaran mantenimiento en las pantallas de alumbrado público.

A esto se suma la presencia de 10 terrenos cuyos dueños no han querido construir, según la presidenta de la Junta de Acción Comunal, algunos de estos lotes pertenecen a funcionarios públicos del Distrito, entre los que menciona a Oleida Gómez de la Defensoría del Pueblo; Eugenio Benjumea, secretario de Servicios Públicos; Raúl Daza Gómez, comerciante y Fulgencio Meza, cuyos lotes están ubicados en la carrera 8 con calle 42 y calle 46A con carrera 7H

“En reiteradas ocasiones le hemos pedido a Oleida Gómez y a Fulgencio Meza que donen los terreno a la comunidad para la construcción de un salón comunitario que tanto hace falta, solo lo manda a limpiar pero al tiempo vuelve el monte y como está solo los viciosos aprovechan”.

La comunidad siente que hay un abandono por parte de las entidades, ya que no les brindan soluciones a las necesidades básicas que presentan. La delincuencia se ha apoderado de estos espacios para consumir y hacer sus fechorías, aprovechando la oscuridad y los lugres solitarios para hacer lo propio. Temen por su seguridad y la de sus hijos.

-Publicidad-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here