La carne estaba lista para servírselas a los clientes que a diario frecuentan los restaurantes que en Riohacha venden platos de tortuga.

A dos restaurantes de Riohacha le fueron decomisados un total del 125 kilos de carne de tortuga, la que se pretendía expender este fin de semana. El operativo lo realizó el grupo de protección ambiental y ecología, en compañía de Corpoguajira.

A los establecimientos se les llegó en horas en horas de la mañana de ayer viernes, en momentos que se encontraban en plena faena para atender a los comensales de esta especie que se encuentra en vías de extinción.

Asimismo, se determinó que el área destinada para la manipulación de alimentos, conformada por una mesa la cual no reunía las normas de salubridad y por ende la falta de higiene de estos lugares, indicó a Policía a través de un boletín de prensa.

-Publicidad-

Estos operativos se vienen implementando en consecuencia al riesgo que causa estas prácticas de cacería contra esta especie y por la falta de documentación legal para el funcionamiento de estos sitios.

Esta tradición tan arraigada en el departamento ha cobrado la vida de cientos de estos animales, se presume que al año 700 tortugas son sacrificadas y comercializadas.

Según la Autoridad Ambiental de cada 100 especies de estas que nace solo una llega a etapa de la adultez. En esta oportunidad se estima que el valor ecológico de lo encontrado supera los 60 millones de pesos y que va en contra de toda protección de la fauna.

-Publicidad-