Iris Cúrvelo Uriana es una madre, hija, hermana y cantante Wayúu orgullosa de su cultura, quien pertenece al grupo de música vallenata Son Wayúu, encabezado por cuatro mujeres.

Iris tiene 32 años, pertenece a la casta Uriana, es madre soltera de Luis José y Danna Valentina de diez y seis años de edad, respectivamente. Siempre ha sido una apasionada por la música y es la tercera de siete hijos de Emilia Uriana Fince y José Manuel Cúrvelo Acosta.

Esta artista segura y de sonrisa grande comenta que sintió deseos de cantar desde que tenía seis años y a los 13, fue locutora en la emisora de su colegio donde tuvo la oportunidad de cantar obteniendo la aprobación de quienes la escuchaban.

-Publicidad-

Aunque siguió con su vida sin dedicarse a la música y fue a la universidad, debió abandonarla para dedicarse  a trabajar y ayudar en su casa. Eso la llevó a encontrar, años después, su verdadero camino, dedicarse a cantar y a tocar su instrumento, la turrompa, con la que fue finalista en el Festival de la Cultura Wayúu.

“Luego tome otros caminos, como formar un hogar y a veces, cometemos el error de olvidarnos de nosotros mismos pero hoy estoy con la firme decisión de continuar explorando el don que Dios me dio cantando vallenato, música folclórica y música sagrada Wayúu”, dice Iris.

Cúrvelo Uriana hizo su debut junto a su hermana Isis y su prima Doly Uriana en el Primer Festival Vallenato Femenino realizado en el 2016 en Valledupar donde conocieron a Indira Fernández, hoy acordeonera de la agrupación.

A cada escenario donde van, Son Wayúu hace sus presentaciones con las mantas y sus rostros pintados con la simbología propia de su cultura porque para ser parte de esta agrupación aparte de tener talento, se debe ser nativo de la etnia.

Esta mujer que se define ante todo como madre, es una fiel creyente en Dios que tiene como premisa de vida que las cosas cuando valen la pena cuestan.

Trabaja en una fundación Sauyee Pia Wayúu – Semillero – que ayuda con el fortalecimiento de los juegos tradicionales y de los oficios de la mujer Wayúu como la wayunquera, maquillaje tradicional y baile de la Jonna.

El pasado mes de noviembre participó en un Festival en Valledupar que se llama Eva Fe, también llevó su son al Festival de Uribía 2017, quedó en primer lugar en la categoría de aficionado de la versión XXI del Festival Indio Tayrona en Santa Marta junto a su agrupación.

A ella le encanta cocinar y de sus planes favoritos es estar en un chinchorro tomando chicha como buena indígena Wayúu.

Además, comprometida con exaltar los valores y virtudes que tiene su cultura a través de la música, creó una fundación llamada Shi’Irrain Jieyuu –La voz de las mujeres-, donde enseñan a niños Wayúu y arijunas la música tradicional de su cultura fusionando sus instrumentos típicos.

“Mi mayor sueño es construir un hogar sólido para mis hijos y seguir luchando por mi objetivo; mostrar a través de la música que nosotros somos más que desnutrición y escases” afirmó Iris.

-Publicidad-