Durante el fin de semana se llevó a cabo en el Distrito, un operativo de supervisión y control en la ciudad. Varios establecimientos fueron cerrados por incumplir los requisitos y condiciones exigidos por la ley.

Las inspecciones se realizaron en varias zonas comerciales de la ciudad, principalmente de la calle Primera y en otros sectores, donde se presentaron casos de incumplimiento de la normatividad.

“Acudimos al llamado de la comunidad en la calle 22 con carrera 13, donde se presentó el caso de un establecimiento que se encontraba en funcionamiento sin ninguno de los requisito solicitados, los vecinos se veían afectados por el alto nivel de sonido, la afluencia de personas, riñas permanente y la ocupación del espacio público”, manifestó Ronald Gómez García.

-Publicidad-

Durante el recorrido se formalizaron varios cierres de establecimientos de ventas de comidas rápidas y distribución de licores. Se dio a conocer que el procedimiento se hizo acorde a lo establecido en la ley, en presencia de los uniformados dirigidos por la inspectora Milagros Puentes Vidal.

Cerca de seis establecimientos de comida rápida en la calle primera, aun cuando cumple con los requisitos exigidos para su funcionamiento, les serán aplicados el comparendo, ya que se hallaron en la infracción de invasión del espacio público.

De igual forma, se realizó un barrido en el cual lograron retirar a varios vendedores ambulantes que, sin ningún registro o control previo, se encontraban ocupando el espacio público de la calle Primera. “A estas personas se les decomisó la mercancía y se les solicitó su retiró del lugar”, indicó Gómez García.

Estas inspecciones forman parte del plan de convivencia ciudadana que se apoya en el nuevo Código de la Policía, se dio a conocer que continuaran con estas acciones para garantizar el bienestar de la ciudadanía y hacer de Riohacha un lugar más tolerante.

-Publicidad-