A los niños del colegio Nuevo Milenio, se les realizó el examen en dos oportunidades y siendo las mismas preguntas y lo perdieron

Directivos y docentes de la Institución Educativa Isabel María Cuesta González, muestran preocupación por el bajo nivel en el rendimiento académico que están presentando los niños provenientes de las escuelas de educación contratada que van en busca de cupo a esta sede.

En los últimos días varios son los estudiantes que se han presentado optando por asignación de cupo en la I.E. Isabel María Cuestas González, pero de acuerdo a las evaluaciones realizadas no están aptos para el curso aspiran.

“Les estamos realizando estas pruebas no para asignar el cupo sino para verificar el contenido que manejan y de acuerdo a los resultados vemos mucha deficiencia de acuerdo al grado según el informe que presentan” manifestó Piedad Bustamante Frías, rectora de la Institución.

-Publicidad-

En su mayoría son niños provenientes de las escuelas que prestaban el servicio de educación contratada y quedaron canceladas por ordenamiento del Ministerio de Educación. Esto ha llevado a los padres de familias a solicitar cupos en las Instituciones Educativas del Distrito.

“La docente de quinto de primaria les realizó el examen el cual perdieron, el día siguiente se lo repetí, solo cambiándole el orden de las preguntas y sacaron el mismo resultado”, indicó Bustamante Frías.

Esta situación enciende la alarma sobre la calidad de educación que se ha venido impartiendo, ya que son un considerable número de estudiantes que presentan un bajo nivel en el manejo del contenido de acuerdo al curso que aspiran.

La rectora manifiesta que dicha realidad preocupa, ya que los estudiantes que han llegado a la sede deben ser promovidos a un sexto grado de bachillerato para el cual no están preparados.

Yesel Enrique Calderón Vega, uno de los menores procedente del Colegio Nuevo Milenio, manifestó haber sido promovido por su docente, Eduardo Cabeza, quien según el informe el niño maneja el contenido necesario en el área de matemáticas pero de acuerdo con los resultados de la prueba presentada no aprobó en las operaciones básicas.

Piedad Bustamante Frías, rectora de la Institución

“Los padres de familias deberán hacer un compromiso para que desde casa se acompañe el trabajo de los docentes y ayude al niño a nivelarse, ya que solo contamos con tres meses y debemos garantizar que el estudiante vaya bien preparado para la etapa de bachillerato”, manifestó Bustamante Frías.

Resaltó que hasta el momento la mayoría de los cupos solicitados en la Institución son para quinto grado, del cual ya se asignó una sección y se espera habilitar una más, esto con la intención de garantizar el derecho a la educación de todos los niños y jóvenes.

-Publicidad-