Un vehículo tractocamión que transportaba alimentos a la vecina República de Venezuela, fue asaltado por habitantes de la fronteriza localidad Paraguachon en Colombia, los cuales lograron abrir sus compuertas y llevarse una cantidad considerable de cajas de alimentos, informaron testigos.

Desde hace dos años, cuando el gobierno de esa nación decidió cerrar el paso fronterizo en sus áreas de confín con Colombia, los vehículos de ese tipo que transportan alimentos y otros artículos, deben ajustar su paso por esa zona entre ocho de la mañana y 12 de la noche según las autoridades de Venezuela, quienes tiene el pleno dominio de la apertura y cierre de la frontera para el cruce de los carros de carga pesada que pertenecen a empresas transnacionales con tienen licencia para este tipo de operaciones.

El vehículo, que fue saqueado por la turba, transportaba alimentos empacados en cajas de la empresa mexicana CLAP, (Comité Local de Abastecimiento y Producción), un sistema de producción de alimentos que el gobierno de Nicolás Maduro ha implementado para entregar alimentos subsidiados a la población.

-Publicidad-

El modelo de distribución directa en los 24 estados de Venezuela, combate el contrabando de extracción de productos prioritarios como harina de maíz para hacer arepas, aceite comestible, arroz, pasta, leche en polvo, caraotas, azúcar y café.

La fuente que aporto la noticia indico que el vehículo, del cual, fueron extraídas decenas de cajas de alimentos, estaba en la parte final de una larga cola de vehículos que se cuadran de lado y lado de la carretera en inmediaciones de la población, estando ubicada en una parte oscura de la población, lo que fue aprovechado por la multitud que inexplicablemente logro abrir los conteiner y sacar todas las cajas de alimentos.

La implementación de estos productos en Venezuela, consolida el trabajo mancomunado del poder popular y el Ejecutivo en pro de garantizar la alimentación del pueblo y es considerada como la máxima expresión económica de ese país.

Esta situación, a decir de muchos testigos, pudo haber sido alimentada por la difícil situación económica por la que atraviesa Paraguachón, una de las poblaciones fronterizas de Colombia más visitadas por presidentes, cancilleres, ministros, gobernadores y alcaldes, pero que son visitas que no han logrado cambiar las difíciles condiciones de vida de sus habitantes.

En esta localidad, sus habitantes carecen de fuentes de empleo y el rebusque diario es la única esperanza de las familias que allí habitan, situación que ha desmejorado con el cierre de la frontera desde hace dos años.

-Publicidad-