Saúl Carrillo Urariyu

Por Pablo Gámez Sierra – Corresponsal en Barrancas.

Recientemente la Cámara de Comercio tomó la decisión de anular el acto administrativo del pasado primero de julio, dónde había sido elegido como nuevo representante legal de la Organización Asiwasu, Armando Vega Fernández, debido a presuntas irregularidades en el proceso de elección.

La decisión adoptada obedece a que la Asamblea del primero de julio, no cumplió con los requisitos necesarios para que la respectiva acta de reunión, pudiera quedar en firme, dispuesta hacer registrada y blindada ante cualquier tipo de situaciones.

-Publicidad-

Las autoridades indígenas tradicionales reclaman porque consideran que les habían vulnerado sus derechos. Al parecer hubo usurpación por parte de personas que participaron en la Asamblea sin tener autorización para representar a las autoridades tradicionales; es el caso de algunos integrantes del Resguardo de Zaino, dónde votaron cuatro y hasta cinco integrantes de una misma familia, cuando no podían hacerlo.

Igualmente, ellos mismos se habían autodenominado delgados de las autoridades tradicionales, lo que trajo como consecuencias que las verdaderas autoridades indígenas posteriormente presentarán los documentos de impugnación al acta porque en ningún momento esas personas habían sido delegadas.

Estas y otras situaciones llenaron de vicios la Asamblea, lo que sirvió de argumento al abogado José Carrillo, quien lideró el proceso de recurso de reposición y el subsidio de apelación, que fue presentado para que la Cámara de Comercio decretara la nulidad en este registro dónde aparecía como representante legal de Asiwasu, Armando Vega Fernández.

De la misma manera también fue anulado el comité directivo que había elegido Armando Vega en compañía de algunos Cabildos Gobernadores, toda vez que tampoco se cumplieron los requisitos de ley que definen los estatutos de la  Organización Asiwasu, tales como la previa convocatoria de los participación de los 23 Cabildos Gobernadores del sur de La Guajira.

Todas estas irregularidades fueron tenidas en cuenta por la Cámara de Comercio para evidenciar que no se habían llenado los requisitos de convocatoria esenciales para ese tipo de decisiones, lo que fue determinante para que se decretara la nulidad de este acto administrativo, dónde solo habían siete  de los 23 cabildos que debían participar.

Saúl Carrillo Urariyu, quien por cuestiones legales retoma nuevamente al cargo de Representante Legal de la Organización Asiwasu, mientras las autoridades tradicionales, Cabildos Gobernadores y delegados, tomen una decisión  de fondo indicó, “que está dispuesto a seguir sirviéndole al pueblo con responsabilidad y respeto, gestionando proyectos de impacto que vayan encaminados a mejorar la calidad de vida de todos sus hermanos Wayúu, quienes esperan ansiosos que les ayuden a mitigar las múltiples necesidades en sus territorios”.

-Publicidad-
Cargando...