Tal vez por las múltiples denuncias que la comunidad ha venido haciendo ante las autoridades competentes y a través de los medios de comunicación, en represalia quienes se han ensañando en las destrucción del Manantial de Cañaverales, están dañando el cercado que se está tendiendo para la protección del humedal.

Los alambres de púas que se colocan por parte de la Fundación Conservación Internacional y los vigías ambientales para el encerramiento de la hoya hídrica y toda el área forestal fueron cortados, los postes para el sostenimiento de las redes fueron sacados de los sitios donde habían sido enterrados.

Los depredadores de esta reserva de bosque tropical de igual manera, han talado en diferentes ocasiones corpulentos árboles que se hallaban ubicado en cercanías al nacedero de la fuente de agua  natural. Los turistas, no consientes del daño que le ocasional al ecosistema, muchas veces arrojan desechos, toallas y papel higiénico en el entorno.

-Publicidad-

Hace falta que la entidad protectora Corpoguajira y demás entidades defensora del medio ambiente tomen medidas restrictivas y apremiantes que eviten la extinción total de este lugar paradisíaco.

-Publicidad-
Cargando...