Jayariyu Farias Montiel ( micrófono), al lado de su madre, Dulcinea Montiel, recibiendo reconocimiento por los 11 años del periodico Wayunaiki. Foto tomada de http://wayuunaikiperiodicoindigena.blogspot.com.co/

Luego de una intensa lucha, falleció en la mañana de hoy, Jayariyu Farias Montiel, en la UCI de la Clínica Sagrada Familia en Maracaibo. Más de una semana estuvieron familiares, amigos y periodistas, solicitando el medicamento Albúmina Humana, tanto en Colombia como en Venezuela, el cual, requería de forma urgente para su recuperación.

La periodista fue hospitalizada el pasado 3 de septiembre a causa de una deficiencia diabética que la condujo a un estado de coma. El funeral será realizado en la Funeraria el Zulia y se estima que su sepelio sea el día sábado 23 de septiembre.

Jayariyu Farias Montiel de 39 años de edad, fue fundadora del periódico Wayuunaiki, conocido como el periódico de los pueblos indígenas Wayúu con 11 años de existencia, realizando cubrimientos en Colombia y en el hermano país bolivariano.

-Publicidad-

Su hermana, la también periodista Ana Kay Farias, la describe como una persona hermosa, gentil y amable, siempre dispuesta a servir a su etnia, de la cual se sentía muy orgullosa. Jayariyu era la segunda de tres hermanas, hijas de la matrona Dulcinea Montiel.

Muchos periodistas y personas asociadas a los medios de comunicación, la resaltan como una gran mujer entregada a su labor de preservar la cultura Wayúu a través de su trabajo periodístico, dando una voz a estos pueblos vulnerables que transita día a día entra la frontera colombovenezolana.

La familia de La Guajira Hoy, lamenta el fallecimiento de la colega Jayariyu Farias Montiel, extiende una saludo de solidaridad a sus familiares y toda la comunidad del periódico Wayuunaiki.

-Publicidad-

1 COMENTARIO

  1. Si Jaya pudiera leer leer esta nota por su muerte… ¿Qué creen que pensaría? ¿Qué diría? Creo que diría: “lo correcto es POR FALTA DE MEDICAMENTOS”. Porque Jaya tenía el mérito de llamarse periodista, más allá de un título. Jaya era culta, e inteligente. Una persona con la que se podía hablar, y tener un retroalimentación profunda. Jaya no era superflua. A ella le gustaba la palabra “trascendencia” y la palabra “gracias”, no por mera semántica sino por el significado real, ese que se siente en el alma cuando las pronuncias. “La vida es trascendencia, ve por los proyectos que trasciendan” dijo Jayariyú. Y su paso por esta vida trasciende. Su nombre trasciende. Y deseo que las enseñanzas que podamos tomar de su trascendencia nos ayuden también a trascender. Lo siento Jaya… mucho.

Comments are closed.