Los habitantes de la comunica 4 de Riohacha siguen esperando la construcción de la concha de fútbol

En noviembre de 2016, los moradores de la Comuna 4 se regocijaron porque con bombos y platillos, funcionarios del Ministerio de Vivienda y el alcalde de Riohacha, Fabio Velásquez Rivadeneira, anunciaban la construcción de un proyecto que comprendía cancha de arena, cancha sintética, parque biosaludable, pista de bicicrós, zona de juegos de mesa y zonas verdes, como parte de la iniciativa de Mejoramiento Integral de Barrio.

Para este propósito, se escogió una amplia cancha de arena, escenario de actividades deportivas de niños y jóvenes.

Hoy a duras penas solo se ve un cúmulo de arena y una capa de relleno sobre la cancha proveniente del mismo. El panorama es desolador, aun no se ha puesto la primera piedra y los jóvenes aún deben hacer deporte en la arena polvorienta y con arcos improvisados.

-Publicidad-

Carolina Carmona, coordinadora del proyecto en el Ministerio de Vivienda y Territorio, anunciaba en ese entonces “que el proyecto cambiará positivamente, las condiciones de vida de los habitantes más vulnerables y de zonas marginales en este territorio”.

En octubre de 2016, la Alcaldía de Riohacha adjudicó al contratista Tecniconsulta, un contrato de interventoría técnica, administrativa, jurídica y financiera de los estudios, diseños definitivos y construcción de las obras que se prioricen en el marco del programa de Mejoramiento Integral de Barrios, para los sectores de Villa Campo Alegre, Villa Deseos, El Prado y La Unión, en el municipio de Riohacha, incluyendo el proceso de acompañamiento social por valor de $181.872.722.80 de pesos, por un plazo de cuatro meses.

Una de las obras priorizadas fueron los escenarios recreativos y deportivos. Sin embargo, casi un año después, no se ha puesto la primera piedra.

Herminia Montalvo, presidenta de la Junta de Acción Comunal del barrio, asegura que la comunidad esperaba el inicio de la construcción de las obras en enero del presente año. “La comunidad está desesperada porque las obras debían estar listas supuestamente en diciembre del año pasado. Queremos que la Alcaldía se presente, de la cara y diga realmente, qué es lo que está pasando”, señaló.

El atraso obedece al embargo del terreno a la gobernación de La Guajira, por parte del Ministerio de Transporte. Así lo asegura Alcibíades Zambrano, director de Vivienda de La Guajira. “La Administración Departamental tiene una deuda referente al impuesto de sobretasa de la gasolina y por eso está embargado ese lote. Pero ya estamos en la tarea para se solucione lo más pronto posible”, señaló.

-Publicidad-
Cargando...