“Albania dejó de ser un pueblo tranquilo. Ya la gente no se puede sentar en la terraza de su casa”.

Una variedad de problemáticas preocupan a la personera encargada del municipio carbonífero de Albania, Key Pérez Lara, ya que, según ella, dejó de ser un pueblo tranquilo, a tal punto que se requiere un pie de fuerza para controlar los desmanes que relativamente se presentan.

A Pérez Lara le impacienta la falta de tolerancia entre los jóvenes, situaciones como la presentada el 3 de septiembre del 2017, en donde un adolescente de 18 años de edad, perdió la vida.

-Publicidad-

“Tenemos que fortalecer los valores en las familias, porque es triste observar que personas fallezcan a temprana edad”, indicó Pérez Lara.

Indicó que el Estado también tiene que hacer un esfuerzo para que regrese la tranquilidad al poblado, “para controlar el orden público se requiere un aumento de los miembros de la Policía”.

La Personera encargada, tiene otro tema que no la deja dormir tranquila y es la situación de las enfermedades de trasmisión sexual, que es menos controlable si se tiene en cuenta que a Albania llega mucha población flotante.

Precisó que se han realizado campañas de salud pública a los establecimientos donde se encuentran las trabajadoras sexuales, “el VIH es una problemática que está afectando a los hogares y se han realizado jornadas de salud con funcionarios de Migración Colombia, Ejército y Policía”.

La alta funcionaria, manifestó que si bien es cierto que entre las trabajadoras sexuales, hay muchas que vienen del vecino país de Venezuela, eso no quiere decir que son las únicas que llegan al poblado a ejercer esa actividad como trabajo.

-Publicidad-
Cargando...