Albert Barros Arévalo, sostiene el cañón que posiblemente se usó en la Guerra de la Independencia de Colombia

Por Nelson Rodelo Celedón.

Mientras se encontraba realizando trabajos de recolección y separación de materiales reciclables, uno de los trabajadores de la Corporación Socioambiental de Recicladores de la Costa Reciclemos Amor, Corprecam, encontró una pieza que lucía como una enorme piedra.

Al percatarse de que estaba recubiertas con elementos marinos como pequeños caracoles y que se podían remover, empezó a quitarlos hasta llegar a descubrir que lo que lucía como una enorme roca, era realmente un cañón de artillería similar a los utilizados por los barcos del siglo XIX.

-Publicidad-

Carmen Miranda, representante de Corprecam, aseguró que el elemento fue comprado en Camarones e iba a ser comercializado como chatarra. “Creemos que se lo encontró algún pescador en el mar y lo sacó, luego lo compró uno de nuestros asociados. Ya cuando íbamos a llevarlo a la siderúrgica, el chofer encargado no quiso porque pensó que era una mera piedra, pero nosotros sabíamos que era hierro y que estaba cubierto por material marino”, señaló.

Este cañón será investigado para determinar de qué año es y cuando se utilizó y su posible llegada a La Guajira.

La representante tomó un registro fotográfico y se lo presentó a Orlando Vidal Joiro, presidente de la Academia de Historia de La Guajira, quien, al ver la fotografía del cañón, manifestó que pudo haber sido una de las piezas de artillería utilizadas en la batalla de independencia, comandada por el Almirante José Prudencio Padilla en el siglo XIX.

Albert Barros Arévalo, esposo de Carmen, afirmó que donará el elemento a la Academia, la cual se encargará de investigar su antigüedad y su posible procedencia, para después restaurarlo y exhibirlo como una reliquia de valor histórico para Riohacha.

-Publicidad-