Los habitantes del barrio 15 de Mayo, ya no hayan que hacer con la presencia de vectores infecciosos y guarida de maleantes.

En un foco de vectores infecciosos y en una guarida de maleantes, se ha convertido el Jagüey del barrio 15 de Mayo, ubicado en la Comuna 7.

Pese al insistente llamado de los moradores del sector a las autoridades competentes para que tomen el control del humedal, denuncian que se ha hecho caso omiso a la solicitud y que el índice de niños y adultos mayores enfermos por causa de los putrefactos olores y las picaduras de insectos que abundan en el lugar, ha aumentado.

Nulfer Guerra Ochoa, presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio 15 de Mayo

“En días pasados hemos hecho un llamado a las autoridades sobre la problemática del Jagüey 15 de Mayo y hasta el momento no hemos tenido respuesta, estamos ante una situación de calamidad a causa de la ola de zancudos y los malos olores derivados de los residuos sólidos y las aguas residuales, hay varios niños enfermos por estas causas”, dijo Nulfer Guerra Ochoa, presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio 15 de Mayo.

-Publicidad-

Según Guerra Ochoa, “hay sitios en el Jagüey donde se esconden los ladrones luego de cometer sus fechorías, además hay roedores y culebras que se meten en los patios”.

A nombre de la comunidad, lanzó un SOS a las autoridades competentes para que brinden solución a los problemas derivados por la falta de control del humedal, ya que la temporada invernal podría agravar la situación.

“Estamos haciendo un llamado urgente a las autoridades competentes para que se apersonen de la situación, no aguantamos más, esto es un SOS porqué estamos en una temporada de invernal y lo que viene es bastante lluvia. Hay que tener en cuenta que hay personas vulnerables a las picaduras de zancudos y a los malos olores”.

-Publicidad-