Los quioscos no han sido recibidos por los vendedores ambulantes quienes han tomado el espacio público para seguir trabajando.

Por Nelson Rodelo Celedón.

Los quioscos destinados para la reubicación de vendedores informales en la zona peatonal del hospital Nuestra Señora de Los Remedios de Riohacha, en la carrera 15 entre calles 11 y 12, siguen sin ser utilizados.

Cuando la obra finalizó en el año 2015, los beneficiados quedaron sorprendidos al ver lo angosto que eran, lo que les impedía acomodar sus insumos de trabajo como mesas, asadores, sillas, y diversos enceres.

-Publicidad-

Hoy, las estructuras hechas en su mayoría de hierro y madera se deterioran progresivamente, sin omitir que el olor interno es insoportable, debido a que muchos habitantes de la calle los utilizan como baños.

La madera se está rajando.

Irma Barros, vendedora de arepas, asegura que los contratistas les prometieron a los vendedores que las estructuras tendrían suficiente espacio para dos personas por quioscos. Algo imposible de imaginar en este momento.

“Ahí no cabe ni el asador que yo utilizo para las arepas, ahora imagínese dos personas allí metidas. Eso lo hicieron mal, yo creo que esa zona se ve más bonita sin nada de eso”, señaló.

Actualmente hay 10 unidades, miden dos metros de alto por aproximadamente un metro con 20 centímetros de ancho. Se han convertido, además, en refugio de palomas y perros callejeros que buscan resguardarse de las inclementes lluvias.

Otro vendedor preocupado es Jorge Hernández, quien afirma que para ellos lo ideal serías, estar en un lugar donde no invadan el espacio público, pero no pueden trasladarse a locales inadecuados para ese propósito.

“Esa no es la forma de reubicarnos, ahí no cabemos, nos sentimos mejor aquí. Sabemos que estamos invadiendo espacio público, pero es mucho mejor. El llamado es para que ellos hagan las cosas bien”, afirmó.

Los quioscos están sucios y se están dañando.

Personal de la Secretaría de Turismo y Desarrollo Económico convocó a los vendedores a una reunión para mañana sábado, desde las 9:00 a.m., para explicarles sobre el futuro de los kioscos.

Por su parte, el secretario de Turismo y Desarrollo Económico de Riohacha, Oscar Junco, aseguró que la obra será entregada en comodato a 15 vendedores, quienes llegarán a ocupar los espacios vacíos y allí comercializarán sus productos. A pesar de las quejas, algunos comerciantes no quieren que esa obra se siga perdiendo y aprovecharán los quioscos.

“Ya los comodatos deben estar firmados en las próximas dos semanas. La entrega será dirigida por la Secretaría de Obras, después de unas adecuaciones que se le hagan porque con las lluvias, la madera se ha ido deteriorando. Sabemos que a muchos no les sonó la idea, pero logramos que 15 aceptaran la propuesta de reubicación”, señaló.

-Publicidad-
Cargando...