En La Guajira la situación de pobreza es preocupante según cifras del Dane. El índice de personas que apenas alcanzan a sobrevivir con las condiciones mínimas supera el 58 por ciento, mientras que un 25 por ciento de la población vive en pobreza extrema.

Este es el caso de cientos de familias indígenas, afro descendiente, desplazadas por la violencia y de venezolanos, que por la difícil situación que atraviesan se vieron obligados a invadir un terreno ubicado al lado de la Villa Olímpica en Riohacha.

“Aquí se vive mal, cuando la cosa es buena se comen una o dos veces al día, hay veces cuando no hay nada se le hace una bienestarina a los niños y con eso pasamos todo el día, nos tocó meternos a este terreno que antes era un basurero, aunque aquí nos mojamos, no tenemos donde hacer las necesidades, no hay agua ni luz, es peor dormir en la calle y no tener nada”, expresó Mailin Castro mientas atendía el llanto desenfrenado de uno de sus hijos que le pedía comida.

-Publicidad-

Por su parte, Lucila Pérez, indígena wayúu y madre de 7 hijos expresó que sienten temor de ser desalojados del lugar porque no tiene otro sitio a donde ir.

“Yo vivo con mis hijos en una casa de cartón y pasando hambre, tenemos temor porque nos dicen que nos van a sacar de aquí, nosotros no tenemos más para dónde agarrar”, manifestó.

Jonathan Lizarzabal, llegó hace 4 meses de Venezuela junto a su esposa y su niño de un año buscando un mejor porvenir, desde entonces ha logrado sobrevivir gracias al rebusque, aunque duerme con su familia en el piso, expuestos al sol y a la lluvia, dice que aquí se siente mejor que en su país.

“Yo tengo cuatro meses de estar en Riohacha me vine con mi señora y mi hijo, a pesar de todas las necesidades que estamos pasando, que cuando llueve nos cubrimos con un plástico y que de pronto no comemos las tres veces al día, aquí me siento mejor que viviendo en Venezuela, mi país atraviesa por una crisis económica que está acabando con la gente”, contó.

Este es el panorama de Riohacha, una ciudad donde la falta de empleo y el bajo nivel de escolaridad son los principales motivos de la pobreza.

Según César Arismendi Morales, director del Centro de Pensamiento Guajira360°, la situación es preocupante y se sigue evidenciando la pasividad del departamento en cuanto a reducción de estos índices.

“La Guajira en pobreza extrema está 3 veces por encima del promedio nacional algo bastante preocupante, esto hace que se mantengan unos rezagos muy alto frente al resto de los territorios del país, es una situación similar a la que se vive en Chocó; En esta medida nuestras condiciones son de alta precariedad y de difícil situación para la mayoría de los habitantes de nuestro departamento”, argumentó.

Mientras las oportunidades de empleo escasean, y la economía en general pasa por una enorme crisis, la pobreza, la informalidad y las poblaciones subnormales siguen creciendo, y aportando índices negativos que impiden el desarrollo del distrito turístico y cultural.

-Publicidad-