-Publicidad política pagada-

Más de 250 menores trabajadores que se encuentran en la comunidad de Pashamana, ubicada en la periferia de la ciudad, compartieron un rato de alegría y diversión con la alcaldesa encargada del Distrito, Isseth Tatiana Barros Brito, al tiempo que participaron de las actividades deportivas programadas a través de la Casa de Justicia, adscrita a la Secretaría de Gobierno Distrital.

Estas actividades están enmarcadas en la campaña que lidera la Administración Distrital de sensibilización y erradicación del ‘No, al trabajo infantil’, bajo el lema “Yo, yo no trabajo, yo, yo, estudio”, con el propósito de evitar que no haya un solo menor trabajador en la ciudad.

Asimismo, de restablecer el derecho de forma integral de todos estos menores iniciando por el restablecimiento del derecho lúdico recreativo.

-Publicidad-

“Nuestros menores deben estudiar y recrearse, ser felices hasta que les llegue la edad para trabajar, no podemos permitir que trabajen”, sostuvo la Alcaldesa encargada al dirigirse a esta población infantil. 

Por su parte, el director de Casa de Justicia, Juan Carlos Deluque, aseguró: “pudimos compartir con ellos, nuestra alcaldesa les regaló sonrisas y a su vez ellos a ella y se hicieron unos compromisos para el mejoramiento de la escuela donde estudian. Quedaron acciones para una segunda visita a estos menores por parte de la alcaldesa, y que su deseo es que no haya un solo menor trabajador en el Distrito”.

De acuerdo a lo señalado por la docente Olanis Milena Sierra, unos 316 menores asisten  al Centro Etnoeductivo No 14 sede Patsuamana, en su mayoría indígenas wayúu y población dispersa, cuyos familiares se dedican al reciclaje.

Durante la jornada se prestó entre otros, el servicio de peluquería y una charla contra la violencia infantil.

Esta actividad  contó con el acompañamiento de la Policía de Infancia y Adolescencia, estudiantes de IX y X semestre de trabajo social, de la universidad de La Guajira y del grado 11 del colegio Sagrado Corazón de Jesús.

-Publicidad-