Toma de las oficinas de la Cooperativa de Médicos del Valle, Coomeva, en Maicao, por parte de los usuarios.

Por Alcides Alfaro Guerra.

“Como veedores de la salud estamos indignados porque vemos que los mismos entes de control que deben regular la prestación de los servicios de salud, están como arrodillados o amangualados, es la percepción que nosotros tenemos”, la aseveración es del veedor en asuntos de salud en Maicao, Ángel Solano.

Según el Veedor tienen día a día, que acudir a las vías de hecho para que se atienda a los pacientes, y no es lo justo, no es lógico que estemos en esta situación, expresó.

-Publicidad-

Quien ante los reiterados casos de tutelas y vías de hecho de los usuarios ante las E.P.S, manifestó que la veeduría ha venido haciendo un trabajo arduo, al punto que muchas veces han sentido ganas de tirar la toalla.

“El problema de las E.P.S, es un problema a nivel nacional y todos sabemos quiénes son sus dueños”, y agregó  que en el caso contributivo como es la situación de Medimas y Coomeva en Maicao, las tomas y los cierres con candados por los pacientes inconformes van a seguir, porque las empresas se niegan a dar unas simples remisiones que son estrictamente necesarias.

El veedor denuncio la falta de infectologos en La Guajira, lo que es algo complicado porque muchos de los pacientes que se encadenan a las E.P.S. lo hacen muy afectados, heridos y hasta con estructuras metálicas en sus extremidades para la restauración.

Advirtió que los usuarios son mal atendidos, pero los patrones si están cancelando las planillas y les están descontando a los trabajadores sin que esto sea retribuido con un buen servicio a los empleados cuando se enferman.

Dijo Solano que las empresas son irresponsables cuando le responden al usuario que no hay sistema, porque con esa expresión ya cierran la agenda del día y cancelan la atención, lo que es considerado por la veeduría como una barrera de acceso a la salud, ya que se considera que si no se puede por el sistema se debe hacer de manera manual o usando el teléfono para llamar al jefe, el coordinador, al gerente o al auditor medico, para dinamizar la atención al cliente.

El veedor pidió perdón a los familiares de las personas fallecidas, pero que el acompañamiento con esta herramienta tiene sus límites y que los entes de control y regulación como la contraloría, la procuraduría y la defensoría del pueblo se han quedado cortos en su accionar.

Medimas, ha manifestado en reiteradas oportunidades, que ellos no estaban preparados para recibir a 6 millones de usuarios y que la plataforma siempre está colapsada.

“El  Estado está girando los recursos para la atención de los subsidiados y en el régimen contributivo el trabajador esta pagando, o sea que el sistema está financiado lo que indica que si hay plata con que atender a los pacientes, ya que el Estado gira inclusive hasta por los que no se enferman, pero lo que no se sabe es qué se hace esa plata, y es ahí donde los entes de control tienen un buen trabajo”, dijo Solano.

-Publicidad-