En total 150 tortugas y 28 babillas fueron devueltas a su hábitat natural luego que expertos biólogos y veterinarios de Cerrejón y Coorpoguajira dieran por concluida su etapa de rehabilitación, del proyecto de conservación del medio ambiente y del cuidado de la fauna silvestre llevado a cabo por la empresa minera.

Cerrejón, comprometido en preservar el entorno y cumpliendo con su responsabilidad social empresarial, ha dispuesto de un Centro de Rehabilitación de fauna silvestre para el cuidado de especies animales que son halladas en las zonas de avance minero.

“Es primera vez que liberamos babillas, estas tienen de nacidas dos años aproximadamente, unas fueron incubadas otras llegaron por sí solas, ahí las cuidamos, alimentamos y preparamos para llevarlas a su hábitat natural”, explicó  Carolina Polo, veterinaria del centro.

-Publicidad-

En el caso de las tortugas llevan cuatro años ayudándolas a llegar hasta su hábitat, “estas al salir del huevo quedan indefensas y expuestas, aquí tratamos de mantenerlas hasta alcanzar un tamaño adecuado para su liberación”, expresó Luis Francisco Madriñán, especialista en biodiversidad de Cerrejón.

Las tortugas Trachemys callirostris (hicoteas) que fueron liberadas tienen entre seis meses y un año de nacidas, estos huevos son rescatados por los guardabosque ya que esta especie está en peligro de extinción.

“En el centro de rehabilitación lo que hacemos es proteger su incubación para que no sean devoradas por otros animales ni por el hombre” explicó el equipo.

Las especies antes de su liberación pasaron por una serie de exámenes biológicos; fueron sexadas, pesadas y marcadas por los especialistas que forman parte del centro cuyo proceso es supervisado y avalado por Coorpoguajira para evitar el contagio de algún virus al resto de los animales.

Las babillas fueron reinsertadas en tres sectores del arroyo Tabaco proveniente del rio Rancherías, mientras que las tortugas fueron llevadas hasta arroyo Muerto; ambos arroyos ubicados en los espacios naturales resguardados por la empresa.

Cabe resaltar que estos espacios aún son conservados en su total naturaleza propia de la región y reguardados por guardabosque permanentes.

-Publicidad-