Jakeline Romero Epiayú, de Fuerza Mujeres Wayúu, protestó simbólicamente frente a la embajada  de Turquia en Dublín (Irlanda),  solicitando que la multinacional Turkish Petroleum que opera en el departamento, respete a los pueblos indígenas debido a que la explotación minera ha afectado a estas comunidades y les ha quitado el territorio.

La representante indígena afirmó que las multinacionales que operan en La Guajira, como Turkish, han perjudicado profundamente a las comunidades, con amparo del Gobierno de Colombia, que no ha atendido las demandas de una etnia que se encuentra en peligro de desaparición a raíz de la extracción desmedida de sus recursos naturales.

Romero exigió el respeto de la consulta previa a las comunidades indígenas, recuperar la autonomía territorial y el retorno del agua como medio fundamental para la independencia alimentaria, que afecta gravemente sus métodos tradicionales de vida.

-Publicidad-

En su protesta, también denunció que varios líderes de diferentes zonas del departamento, han recibido amenazas de muerte por diferentes medios o modalidades, afectando a 230 líderes Wayúu.

Las amenazas les han llegado, por un lado, mensajes de texto, por otro lado llamadas anónimas y en algunos casos mensajes intimidatorios a través de terceras personas.

“Hacemos un llamado a las autoridades de La Guajira, para que garanticen la seguridad de los miembros de nuestra comunidad, quienes se han visto desplazados de sus territorios productos de amenazas provenientes de grupos armados ilegales que delinque en el departamento”, afirmó Romero Epiayú.

La líder también declaró que las autoridades rara vez investigan las amenazas que van dirigidas a los indígenas y aseguró que no han tenido acompañamiento de la fuerza pública para esclarecer esta situación.

-Publicidad-