Los padres de familia hacen cola desde la noche hasta en la madrugada para acceder a un número para que le atiendan y registrar a su hijo.
-Publicidad-

Lo que por derecho le corresponde a todo ciudadano nacido en un país se ha vuelto una odisea para los padres de familia que habitan de Riohacha quienes se las ingenian para registrar y darle una identificación a sus hijos.

Desde las 11 de la noche algunas personas con intención de cumplir un deber y un derecho como padres tienen que hacer filas frente a la Notaría Primera todo por obtener uno de los 10 cupos que se ofrecen diariamente para registrar a sus progenitores.

“Llevaba dos días llegando a las tres de la mañana sin obtener resultado porque ya los cupos estaban completos, me tocó venirme a las 11 de la noche así pude obtener el primer puesto” expreso Jader Antonio Rugiero Fuentes uno de los padres que pretendía realizar el registro de su niña de seis días de nacida.

Diariamente se realiza un listado que es llevado por la primera persona en llegar la noche anterior, manifiestan que para obtener los primeros 10 puestos deben llegar antes de tres, lastimosamente para quienes llegan después de las 4:00 de la mañana no corren con la misma suerte.

Los usuarios están inconforme por la situación ya que exponen sus vidas a la inseguridad de la noche, manifiestan que la Notaría Primera es la única que se encuentra realizando el servicio. La Notaría Segunda lleva dos semanas con el proceso de registros de nacimiento parado y la Registraduría no atiende sin la cita electrónica la cual no está siendo generada por la página web.

“Actualmente, la Notaría Primera viene prestando el servicio con total normalidad, se realizan de ocho a doce registros diarios sin ningún percance, se ha congestionado estos días debido a que en la Notaría Segunda no está realizando el proceso y desconocemos el motivo”, manifestó Luis Eduardo Castro Barros, notario Primero del Distrito.

Por su parte Leda Ferrer Ramírez encargada de la sección de registros de la Notaría Segunda expresó que este se encuentra suspendido por la falta de formatos para registros que se presentó hace dos semanas, “la solicitud de los formatos la realizamos a principios del mes de agosto a Bogotá, antes que se agotaran los existentes pero no hemos recibido respuesta y ahora estamos con el proceso interrumpido porque se agotaron”.

Los funcionarios manifestaron que desde la Registraduría se viene realizando un mal manejo de un proceso tan sencillo como un registro, a consideración este debe ser de manera directa sin cita, puesto que no todos los ciudadanos tienen acceso al manejo del internet y otros se vales de esta situación para cobrar un monto elevado por un trámite que es totalmente gratuito.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here