-Publicidad-

Unas declaraciones del Presidente Ejecutivo de la Cámara de Comercio de La Guajira, Álvaro Romero Guerrero, mantienen tensas las relaciones entre esta entidad y la alcaldesa (e) Tatiana Barros Brito.

El representante gremial expresó que para estudiar la problemática que presenta el comercio de Riohacha, ha sido imposible lograr una cita con la alcaldesa, para articular los procesos que le permita buscar una salida a la situación económica del Distrito.

Esto obedece a que en días pasados, se estableció una reunión con comerciantes del Mercado Viejo de Riohacha, quienes manifestaron su inconformidad ante la Cámara de Comercio por situaciones que les afecta directamente como la regulación del espacio público, cuyo control no les favorece, el descontrol en la entrada masiva de personas venezolanas que se dedican al comercio, los controles excesivos por parte de la Dian al comercio formal y la inseguridad desbordada en la zona.

En su momento, Romero Guerrero invitó a la Administración Distrital, a redoblar esfuerzos que permitan una mayor planificación y control ante la proliferación del comercio informal en la ciudad. Para ello, quedó establecido la realización de mesas de trabajo, que en su momento los comerciantes señalaron no sentirse respaldados por el Distrito, debido a que aproximadamente 300 comerciantes formales se han visto obligados a cerrar sus negocios.

Así mismo, los comerciantes exigen a la Alcaldía que la política de  exoneración del pago de  impuestos que se han implementado a centros comerciales que se encuentran en el mercado viejo, también aplique a los comerciantes formales.

Ante este panorama, los comerciantes esperan una respuesta por parte de ambas entidades en las próximas semanas.

Por su parte, la alcaldesa se defendió de esas declaraciones y explicó que su despacho se encuentra puertas abierta para todos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here