Grupo de 15 voluntarios perteneciente a la iglesia Tierra Fértil de Bucaramanga.
-Publicidad política pagada-

Las comunidades de Guajirito, Bello Sur, Murray, 8 Palmas y Villa Fátima; se vieron beneficiadas con el plan de ayuda humanitaria llevada a cabo por la fundación Brazos Abiertos que a través del apoyo de una iglesia cristiana llevaron mercados, agua, calzados para niños y atención personal a los indígenas Wayúu.

Un total de 150 familias pertenecientes a estas comunidades se vieron beneficiadas por el grupo de 15 voluntarios pertenecientes a las comunidades cristianas Vida con Propósito de Bucaramanga y Tierra Fértil de Riohacha quienes fueron convocados por la fundación Brazos Abiertos y con sus donativos pudieron llevar esperanza a estas comunidades vulnerables.

La actividad se desarrolló durante tres días donde niños y adultos fueron atendidos por los voluntarios quienes desde su oficio y profesión van brindando una mano amiga a los más necesitados.

Aspecto de la entrega a los beneficiados en Riohacha.
-Publicidad-

En esta oportunidad hicieron entrega de 40 mercados en cada comunidad, bolsas de agua mineral y calzado para los niños de estas comunidades. De igual forma contaron con la presencia de una ginecóloga y una representante de la liga de lucha contra el cáncer quienes brindaron charla sobre la prevención del cáncer de mama y útero, prevención de las enfermedades de transmisión sexual y promoción de la lactancia materna.

Asimismo, los habitantes de estas comunidades recibieron aseo y cortes de cabello de mano de estilistas quienes a su vez ofrecían actividades lúdico-recreativas. Los representantes de estas comunidades manifestaron su agradecimiento a los voluntarios por la ayuda ofrecida ya que son muchas las necesidades que presentan.

-Publicidad-