Martha Iguarán Daza, gerente de Electricaribe y Pedro Guerra, alcalde de Distracción.
-Publicidad política pagada-

Una supuesta deuda que asciende a los 16.400.000 pesos tiene a la alcaldía de Distracción con la empresa de energía eléctrica Electricaribe, la entidad administrativa manifiesta estar al día con el pago de las facturas mientras que la empresa suministradora del servicio eléctrico advierte la suspensión del mismo de no ser cancelada dicha deuda.

Según un comunicado emitido por Electricaribe la deuda es de 16.397.063 y data de los años 2014 y 2015, en el explican A pesar de las gestiones comerciales adelantadas por Electricaribe ante dicho ente territorial para obtener el pago de la deuda mencionada, a la fecha no se ha logrado respuesta positiva.

Y además este se ha suspendido en varias oportunidades y como un proceder ilegal sobre el suministro ha sido reconectado sin autorización de la empresa, por lo cual Electricaribe advierte sobre la suspensión drástica del servicio eléctrico.

-Publicidad-

“La administración local ha sido reincidente en el acto ilegal de tomar el servicio de energía sin autorización de la empresa, luego que éste se le ha suspendido por encontrarse moroso. La empresa continuará presta  a la normalización de esta deuda que no sólo perjudica los interés de la Compañía sino que desdice de la gestión pública en esta población”, enfatizó Martha Iguarán Daza, Gerente de Electricaribe en La Guajira.

Por su parte, Pedro Guerra, alcalde de Distracción en conversación con este medio de comunicación explicó que la entidad ha generado puntualmente los pagos de las facturas referente a servicios públicos, mencionó que Electricaribe acusa a la entidad de haber realizado un fraude hecho que los llevo a realizar auditoría interna de las facturas  y documentos relacionado a los pagos donde cada mes ha sido cancelado desde el 2014.

“Este es un abuso por parte de esta empresa que no sé si es por estrategia o negocio, que Electricaribe exige el pago de una deuda que ya está cancelada y no es primera vez lo ha hecho con los usuarios y ahora lo hace con las entidades públicas de calificar como fraude algo que no está demostrado como tal”, explicó Guerra.

De igual forma dio a conocer que existe un acuerdo entre ambas entidades de que dicha suspensión del servicio eléctrico no se puede dar hasta que se demuestre que se cancelaron las facturas o que persiste la deuda.

-Publicidad-