Mariluz, integra el grupo de comunicaciones de la Zona Veredal Transitoria de Normalización (ZVTN) ubicada en Pondores.

Ingresa a las filas de la guerrilla de las Farc a los 14 años, debido a la constante violencia que se vivía en su municipio natal, en el departamento de Antioquia. Su padre y su hermano fueron asesinados por grupos paramilitares simplemente por pertenecer a un partido de izquierda.

Hoy, con 10 personas más, hace parte del grupo de comunicaciones del partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, Farc, por lo menos del equipo designado para el departamento de La Guajira, además, fue una de las ‘speaker’ de la más reciente versión del TEDx Riohacha.

Con más de 20 años de insurgencias ha conocido toda clase de peligro en la selva. Le ha tocado posponer sueños como la maternidad, ya que, “sería un acto de irresponsabilidad traer hijos al mundo y dejarlos abandonados, los hijos son para darles amor y cariño. Aun no pienso en tenerlos”, relata Mariluz.

-Publicidad-

Resalta que ingreso a este grupo armado ilegal, llamada por sus ideales, los cuales, según ella buscan la reivindicación de clases vulnerables y campesinas del país. Hace énfasis en que se han equivocado pero que tienen toda la voluntad para construir entre todos un mejor país con oportunidades para cualquier persona.

Tiene el mismo tiempo de estar en la guerrilla, que no ve a sus familiares. Solo sabe que su madre y sus hermanos están en alguna población de Antioquia y asegura que tiene dos hermanos, los cuales, le gustaría conocer.

Sin embargo, se ha mantenido distante para protegerlos, ya que, muchos de los excombatientes que se encuentran en proceso de reincorporación a la vida civil, gracias al Acuerdo de paz, están siendo asesinados e incluso hasta sus familiares.

Luego de todo este tiempo y haber ejercido todo tipo de trabajo, que comúnmente son atribuidos a los hombres, hace parte del grupo de comunicaciones de la Zona Veredal Transitoria de Normalización (ZVTN) ubicada en Pondores, jurisdicción del corregimiento de Conejo en Fonseca, La Guajira.

Desea convertirse en comunicadora social y periodista, pues, ha desarrollado una pasión singular con el oficio, gracias a que es la responsables de las redes sociales y la página web de esa Zona de Normalización.

-Publicidad-