Luis Napoleón Polo, Ilva Linda Polo Becerra, Rocío Becerra.
-Publicidad política pagada-

Siete años y tres meses han pasado desde que falleció Ilva Linda Polo Becerra, la madrugada del 7 de agosto de 2010, luego de regresar de una fiesta con su hermano mayor.

Para la Fiscalía es claro que el asesino es un familiar. El fiscal Alfredo Márquez ordenó capturar a Luis Napoleón Polo Zúñiga y a Luis Polo Becerra, padre y hermano; respectivamente.

El proceso contra Luis Napoleón Polo Zúñiga está en etapa de juicio, un juez le concedió libertad condicional por vencimiento de termino, después de permanecer por más de 2 años y medio en la cárcel de Riohacha.

-Publicidad-

“Sospecho que el Fiscal está estirando el proceso para que prescriba y que se abra otra investigación, esto no puede quedar así, pues no lo voy a permitir”, aseguró Luis Napoleón.

Manifestó que el fiscal Alfredo Márquez ha manipulado el proceso: “el fiscal ‘Pinocho Márquez’ ha mentido tanto que ya le creció la nariz, él muchas veces lo expresó, que la posible responsable del asesinato de mi hija es su señora madre, pero fue él mismo quien direccionó la investigación en mi contra”, afirmó Polo Zúñiga.

El padre insiste en acusar a su exesposa Rocío Becerra como responsable de la muerte de su hija manifestando que fue un hecho muy bien programado, “la doctora Mezquita de Medicina Legal de Bogotá, en su informe indicó que el escobillado que se le hizo a las uñas de mi hija aparecen rasgos femeninos, pero eso lo tiene la Fiscalía”.

Según sus declaraciones, ese informe fue entregado a Fiscalía antes del 2014, por lo que acusa a Alfredo Márquez de cometer prevaricato por ir en contra del informe, que debido a las pruebas, su exesposa debe ser la investigada.

“Yo quiero que ella cuente porque lo hizo, que se sepa la verdad, yo mismo pedí a la Procuraduría que el caso no se cerrara, que la muerte de mi hija se considerara como un caso de lesa humanidad”, expresó el hombre quien asegura no haber matado a su hija.

Igualmente, Rocío Becerra acusa a su exesposo de ser el asesino de su hija. “ÉL quería justicia, que se haga, porque yo era la mala del paseo, Luis Napoleón me dañó diciendo que yo era loca y drogadicta. Él quería justicia, ahí está la justicia”, en declaraciones hechas en junio del 2015.

Por su parte, su hermano Luis Polo Becerra, por ser menor de edad en ese momento, permaneció en el Centro de Atención Integral del Menor Infractor de La Guajira, Caimeg, durante cuatro meses, también salió por vencimiento de términos y está a la espera de la audiencia preparatoria.

Esta muerte causó una gran consternación, ira y repudio en todo el Departamento, si se tiene en cuenta que fue asesinada al parecer por un familiar y en su propia vivienda localizada en la carrera 10 entre calle 4 y 5 en el Centro Histórico de Riohacha, es por eso, que la sociedad de La Guajira quiere que se condene al responsable.

-Publicidad-