-Publicidad política pagada-

Primeramente, exigían por la liberación del comerciante y agricultor Humberto José Núñez Cerpa, la suma de dos millones de dólares, luego negociaron por un millón de dólares, pero al final decidieron recibir 380 millones de pesos.

Las autoridades planearon con los familiares del secuestrado entregar el dinero, pero algunos billetes los marcaron, éste se llevó al sitio acordado y luego el Gaula realizó el allanamiento a la residencia y apenas encontraron 55 millones de pesos, entre ellos, algunos billetes a los que habían hecho la marca.

En la residencia se encontraba la señora Teresa Ipuana Ipuana, descendiente de la etnia Wayúu, profesora que labora en una Institución Etnoeducativa en el municipio de Maicao, quien fue la persona que recibió el dinero del pago por el secuestro Núñez Cerpa, ciudadano que fue liberado en el mes de diciembre del 2.016.

-Publicidad-

La mujer fue dejada en libertad, las autoridades estaban tras las pista de su marido, Dainer Rafael Amaya Morón, quien estaba plenamente identificado; porque había estado detenido y tenía medida de detención preventiva, en su residencia por el delito de hurto agravado.

Aspecto del día que fueron presentados ante los representantes de los medios de comunicación.

Tiempo después secuestraron en Barrancas, Jaider Javier Iguarán Puche y las autoridades del Gaula de la Policía penetraron nuevamente a la zona rural de Albania, topándose con Dainer Rafael Amaya Morón, de 33 años de edad, quien ya tenía en su contra una orden de captura por el delito de secuestro extorsivo agravado.

Luego pasaron por la mujer y ayer en audiencia pública se les resolvió su situación jurídica. A Teresa Ipuana Ipuana, el juez con funciones de control de garantías, determinó concederle el beneficio de detención en su sitio de residencia, pero sigue vinculada a la investigación.

Por su parte, Dainer Rafael Amaya Morón, fue reconocido en fila por sus víctimas y era el dueño de los teléfonos celulares desde donde amenazaban a la familia Núñez Cerpa con llevarlo hecho pedazos si no pagaban el dinero; siendo recluido en un centro penitenciario y carcelario.

-Publicidad-

1 COMENTARIO

  1. anda juez vendido esa hpta se vuela y deja un chispero por que no le dio casa por carcel al hpta secuestrador tambien ambos son complices por eso es que al gente no cree en la justicia por vendidos como estos jueces

Comments are closed.