Por el no desvío del arroyo Bruno por decisión de la Corte Suprema de Justicia, Cerrejón se ve abocada a reformular su plan minero.

La multinacional informó a través de comunicado de prensa que verá abocada a reformular su plan minero, por no entrar en actividad el Tajo La Puente, por decisión de la Corte Suprema de Justicia, que ordenó suspender los trabajos que se realizaban para desviar el arroyo Bruno.

En consecuencia, esta decisión tendrá impacto en regalías e impuestos, y en algunos componentes de la cadena de producción, dado que implica una disminución en la capacidad de producción de la mina. Es importante precisar que esta situación no afecta los compromisos comerciales ya adquiridos por Cerrejón con sus clientes.

Cerrejón recordó que las obras del proyecto La Puente fueron aprobadas desde 1998 por el Ministerio de Ambiente e incluidas en el Plan de Manejo Ambiental vigente desde 2005.

-Publicidad-

Sus diseños detallados se presentaron ante la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) y fueron aprobados en 2014, con el propósito de mantener los niveles actuales de producción, regalías, beneficios y empleos de la compañía.

Adicionalmente, se ha realizado la consulta con la comunidad certificada por el Ministerio del Interior y se adelantan las ordenadas por fallos judiciales posteriores.

El proyecto La Puente, licenciado y ejecutado con los más altos estándares, está soportado por rigurosos estudios desarrollados por expertos nacionales e internacionales y fue objeto de exhaustivas evaluaciones realizadas por la Mesa de Trabajo Interinstitucional, la cual confirmó su viabilidad y avaló el Plan Integral de Compensaciones asociado, actualmente en curso.

-Publicidad-