Son muchos los venezolanos que llegan a diario a Maicao
-Publicidad política pagada-

Por: Alcides Alfaro Guerra.

Para este joven profesor de Educación Física, que ahora la situación económica de Venezuela lo convirtió en comerciante de productos varios, su país es víctima de una inflación impresionante porque Hugo Chávez secuestro el dólar y elimino las casas de cambio.

Félix Petit, quien lleva un poco más de un mes en Maicao vendiendo variados productos que traen sus paisanos, asegura que la llegada masiva a Colombia de venezolanos se debe a que acá pueden ganar para comer, la gente es solidaria y les ayudan para medio sostenerse, algo que no sucede en su país.

-Publicidad-

En Venezuela, los servicios de gas, agua, televisión cableada, energía y el internet son gratis pero no hay comida y la inseguridad se desbordó.

Con lo que gana cada día, Petit paga la pieza donde vive y le alcanza para sus alimentos diarios y algunas veces manda algún dinero para la familia.

Refiriéndose a Maicao dijo, “cónchale, hay mucho venezolano, demasiado, demasiado. Casi todos los trabajos informales los tienen los venezolanos y en la parte comercial se ha afectado mucho a los productos de este país, porque lo que traen los venezolanos son más económicos y no pagan impuestos, ni electricidad”, reconoce.

Félix Petit, docente de educación física en Venezuela.

Tiene la esperanza que al terminar este gobierno la inversión extranjera va a volver a su país, por muchas razones, especialmente porque no cobran impuestos y los servicios son casi regalados.

“En Venezuela, nadie quiere invertir porque Maduro, el presidente lo expropia, pero cuando termine este gobierno dictatorial las cosas van a cambiar”, asegura animado Petit.

El profesor asegura que Antonio Ledesma se fugó con la complicidad de las mismas autoridades que lo custodiaban, porque en Venezuela, a su entender, los militares y políticos son corruptos, se vendieron, hubo plata de por medio y eso facilitó la huida del exalcalde de Caracas.

Advierte además, que los colectivos paramilitares creados por Hugo Chávez en los barrios periféricos, están haciendo el trabajo sucio de eliminar a quienes hablan mal del régimen, matando a los de la oposición para que los militares no aparezcan en estos crímenes.

Este joven, que es optimista y cree que las cosas en su país pronto cambiarán, sabe cocinar, mecánica y ahora comerciante por necesidad, dice tener en Venezuela cinco casas donde llegar, pero no tiene la comida que es lo más importante.

-Publicidad-