La plaza principal del corregimiento de Cotoprix, era el sitio predilecto para jugar el niño Mauricio Andrés Amaya Castillo.
-Publicidad política pagada-

Un menor de siete años de edad, que había desaparecido en la mañana de ayer fue encontrado dentro de un balde lleno con ropa limpia, a las 5:30 de la tarde, sin signos vitales y con la piel morada.

El infante fue identificado como Mauricio Andrés Amaya Castillo, quien cursaba segundo de primaria en la Institución Educativa San Juan Bautista del corregimiento de Cotoprix, para quienes lo conocieron, era un niño estudioso y aplicado.

Mauricio Andrés, era el hijo menor del hogar conformado por Mauricio Amaya y Dina Luz Castillo; quienes se encuentran consternados e indignados por lo sucedido.

-Publicidad-

A esta hora, (9:00 de la mañana), el cadáver se encuentra en Medicina Legal, para realizarle necropsia y sean las autoridades quienes determinen las causas de su muerte, hecho que ha causado mucho dolor entre los pueblerinos.

El último recuerdo de su señora madre, era que se aprestaba a construir una maraca para integrar el coro de la Iglesia que en estos días realiza la Novena.

Cuentan que salió a la calle y no se supo más. Los familiares angustiados con megáfono en mano salieron por todas las calles y carreras del poblado, llamándolo, preguntándole a la gente si lo habían visto.

Al no encontrarlo, se trasladaron a Riohacha, colocando el denuncio en la Fiscalía, pero en la tardecita cuando su hermanita mayor fue a buscar ropa para cambiarse, lo encontró envuelto, dándole aviso a su señora madre y de inmediato a las autoridades, que realizaron el levantamiento.

-Publicidad-