Pese a que la navidad es para disfrutarla en familia, compartiendo regalos, comidas típicas, siendo una oportunidad de reconciliación y paz, pero a Lina Alfaro le ocurre todo lo contrario.

La buscamos en su humilde vivienda ubicada en el barrio La Victoria a escasos 20 metros de la casa del Alcalde de San Juan del Cesar y nos comenta que la Navidad para ella es la fecha más triste del año, como no tiene plata, no la visitan, no le llevan regalos y mucho menos tiene para una sopa.

Vive con Jesús el segundo de sus hijos, quien convive en unión libre con Silvia Mindiola de cuya unión nació la pequeña Milagros, cuenta Lina con mucha tristeza que pese a ser su primera navidad no tendrá juguetes, ni regalos, porque tanto su padre como ella, están desempleados.

-Publicidad-

No van a paseos porque no tienen los medios para ir, ni gozan del tradicional buñuelo, porque el queso esta caro y la leche la toman los ricos. También expresa con mucha tristeza que le gustaría algún día tener una cena Navideña como esa que ve en la televisión, pero solo la vive en su memoria por la falta de oportunidades.

Cuenta que cree en agüeros, que en la noche de Navidad se pone una prenda amarilla y a las 12 prende los fogones de la estufa con alguna olla, como para que el niño Jesús le haga el milagro durante el año, pero su tristeza es más grande ya que este año por falta de dinero tiene el servicio de gas suspendido y se perderá la tradición.

-Publicidad-