El Inspector de Policía del Distrito José Barragán, denunció penalmente al comerciante Mohamed Daza Fragoso, por el delito de injuria y calumnia.

La aparente presión que ejercían varios miembros del Distrito de Riohacha a un comerciante de la ciudad, donde le exigían una cifra de dinero para dejarlo trabajar en el Mercado Viejo, comenzaron hacer parte de los procesos judiciales, ya que se materializaron denuncias.

El comerciante Mohamed Daza Fragoso, quien denunció públicamente a varios policías a través de los medios de comunicación, en la Alcaldía de Riohacha, Procuraduría y Fiscalía, que le exigían un millón de pesos y pero en su ausencia presionaron a un familiar quien les entregó 200 mil pesos, ahí comenzó la situación a complicarse.

Ahora el comerciante enfrentará la denuncia por los delitos de injuria y calumnia que le endilga el Inspector de Policía del Distrito, José Antonio Barragán Peralta y en esa misma línea se queja el mayor, Fabián Pedraza Chávez, comandante de la Estación Policía Riohacha, oficial que estaría hostigando al comerciante en su negocio.

-Publicidad-

El Comerciante advierte que el Inspector Barragán junto a otros funcionarios no le pidieron dinero, pero si sintió la presión para cerrarle el establecimiento, pese a que tenía según él la documentación en regla.

Sin embargo, en el Distrito aseguran que revisado el certificado de Cámara de Comercio no encontraron en ninguna de las líneas que su negocio estuviera habilitado para la comercializar pólvora y juegos pirotécnicos.

-Publicidad-