Este parque fue el escenario sangriento la tarde de ayer martes en el corregimiento de Carraipía.

Una tercera persona murió en las pasadas horas, sumando tres las víctimas del atentado criminal protagonizado por varias personas desconocidas en el parque Montes de Oca del corregimiento Carraipía, área corregimental del fronterizo municipio de Maicao.

El sangriento hecho se presentó la noche pasada, luego que las personas involucradas dispararan indiscriminadamente contra personas que se hallaban cerca al parque de recreación logrando herir mortalmente a dos ciudadanos de nacionalidad venezolana e hiriendo a  la señora Eliut Villegas, quien tuvo cuatro hijos con el ciudadano Pedro Barros Gómez conocido como el ‘Cocho’ Barros, de aproximadamente 38 años y al joven Harold Amaya.

En el poblado la balacera que sembró el pánico, que hoy tiene enlutadas a varias familias y atemorizada a toda una comunidad. Este hecho de sangre se atribuida a problemas en el interior de una misma familia, por la muerte de Pedro Barros Gómez, hecho ocurrido el pasado 6 de abril en la carrera 12 entre calles 15 y 16 en Maicao.

-Publicidad-

La tercera víctima fatal es, un joven de origen Wayúu de aproximadamente 16 años de edad, que salió corriendo en momento de la balacera, pero no logró escapar de los tiros, por lo que cayó a dos cuadras del Parque, escenario del crimen.

Pedro Barros Gómez conocido como el ‘Cocho’ Barros.

El joven que habitaba en la Invasión 3 de Abril, quien fue auxiliado tardíamente, por lo que sus familiares se mostraron disgustado al notar el poco interés de trasladarlo a Maicao, llegando visiblemente desangrado y ahí se le perdió tiempo, pero culpan al miedo que los cundía y que tenía atrapado a las personas en el momento.

“Carraipia después de este atentado, ya no es el mismo”, le dijo un joven a La Guajira Hoy LGH, quien relató que había escuchado decir a varias personas que esta navidad dejarían temporalmente el pueblo en busca de pasar unas fiestas de fin de año en mejores condiciones.

Los ciudadanos del pueblo están molestos porque dicen que a pesar de tener una base militar, no cuentan con el apoyo, resaltan que primero llegaron los uniformados que habitan en Maicao, que los soldados de la base local.

-Publicidad-