Los trabajos en el Arroyo quedarán paralizados hasta tanto, la multinacional no realice la consulta previa en tres comunidades indígenas.

Luego de resuelta la tutela a las comunidades de La Horqueta, Paradero y Gran Parada, que solicitan consulta previa en relación con las obras de modificación parcial del arroyo Bruno, la Corte Constitucional ordenó suspender los trabajos y a la multinacional hacer la consulta previa a esas comunidades.

En ese sentido, el máximo tribunal advierte que el proyecto podría atentar contra varios derechos fundamentales como el agua, la  salud y la seguridad alimentaria de las comunidades de La Horqueta, Paradero y Gran Parada, acogiendo la ponencia que presentó el magistrado Luis Guillermo Guerrero, que argumenta realizar la consulta previa.

El proyecto según Cerrejón fue diseñado y ejecutado bajo los más altos estándares, para lograr un adecuado manejo de sus impactos, incluyendo acciones y compensaciones para asegurar la preservación del arroyo y sus servicios ambientales.

-Publicidad-

La Empresa pretende cambiar el recorrido del arroyo a lo largo de 3.6 kilómetros y moverlo 700 metros al norte con el propósito de sacar del lecho del río, carbón, que según los expertos, es de muy buena calidad y además, mantener su producción de 35 millones de toneladas por año.

-Publicidad-