Aunque tiene muchas calles pavimentadas, siguen otros problemas, como la inseguridad y poca presencia del Estado.

Por Astrid Castillo López.

Así cuenta Raquel Evelina de Kom, habitante de este barrio y presidenta de la junta comunal, la historia de este sector fundado en 1979. Un barrio sin mucha historia y pocos avances desde su fundación.

Era un terreno grande que fue peleado entre sus dueños y los primeros habitantes, algunos de ellos aún viven en el barrio, otros han muerto o se han ido del departamento o del país. En el sector existe una cancha de práctica de fútbol y una escuela ambas de administración privada.

Raquel Evelina de Kom
-Publicidad-

Raquel Evelina recuerda que este barrio estaba conformado anteriormente por Buenos Aires, Ranchería, Villa Laura y los alrededores de Electricaribe, pero poco a poco se fueron independizando en busca de su autonomía y más beneficios para las familias mediante el trabajo y la organización de la Acción Comunal.

Actualmente, según, el censo de la Acción Comunal en este barrio habitan 900 personas adultas, sin contar a los menores de edad.  En lo personal se queja del alto costo del servicio eléctrico y dentro de las necesidades más apremiantes que tiene el barrio destaca la falta de pavimento de la mayoría de las calles, así como también, la falta de espacios de recreación para los niños y jóvenes.

Barrio 7 de Agosto de Riohacha, un sector de la ciudad que parece haber desmejorado.

La líder comunal recuerda que en años anteriores se realizaban actividades para celebrar el aniversario del barrio sin embargo, por el alto índice de inseguridad estas celebraciones se han dejado de hacer.

Ella en nombre de sus habitantes exige a los organismos competentes prestar mayor atención a las necesidades de las familias de 7 de Agosto y los demás barrios de Riohacha.

-Publicidad-