Estos son los huecos que se hacen en Barrancas, con motivo de la realización de trabajos para la instalación de válvulas y medidores.

Por Pablo Gámez Sierra.

Habitantes de varios barrios del municipio de Barrancas se quejan por la demora en las obras de repotencialización del acueducto que viene adelantando el Plan Departamental de Agua a través del Consorcio TyJ.

Proyecto que consiste en la instalación de tuberías nuevas, empalmes de redes e instalaciones de medidores y válvulas de compuertas para el control del  recurso hídrico.

-Publicidad-

Los trabajos se ejecutan en los barrios: Villa Luz 1 y 2, El Carmen, Agrario, Portal del Sol, El Rosario, Villa Corelca, El Prado, Cerrito, Cali, Pilar, Delicias, Pringamozal, Los Olivos, Primero de Mayo, Cerrejón, Kiko Gómez, Doce de Octubre, Lorenzo Solano, La Granjita, Delicias, Paulo VI, Cerezo, Buenos Aires, Madre Bernarda, Lleras y Las Trinitarias.

Los moradores advierten que la firma contratista lleva varios meses de haber iniciado la ejecución de las obras y no hay forma de que finalicen el proyecto, situación que ha generado cierta molestia, toda vez que para colocar las válvulas cavan un hueco de aproximadamente 2 metros de profundidad por 1 y medio de ancho el cual permanece abierto por lazos de tiempo hasta por cuatro meses.

Aseguran que muchos huecos lo tienen sin ningún tipo de señalización u otras medidas preventivas que debe adoptar la empresa para evitar riesgos de accidentes de personas que se movilizan en vehículos o a pies, por toda el área de influencia.

A demás que cada vez que llueve se llenan de agua convirtiéndose en trampas humanas. La empresa al parecer no maneja un plano con precisión sobre la ubicación del tubo de distribución del acueducto municipal, porque para localizarlo hace varias excavaciones, rompiendo el pavimento frente a las viviendas que luego es cubierto pero sin ningún tipo de compactación. 

Durante las excavaciones se topan con las líneas de conducción de gas domiciliario la cual dejan a la intemperie por meses, expuestas; los vecinos temen que en cualquier momento se presente una explosión con lamentables consecuencias.

Voceros de estos sectores amenazan con tomarse las oficinas de las firmas contratistas y la Alcaldía Municipal, a fin de exigir que se tomen cuanto antes los correctivos para evitar una tragedia.

En cuanto al tema de los medidores, estos enseñan a los pobladores a consumir los recursos hídricos en forma racional, permitiendo que el beneficio llegue a más suscriptores barranqueros y las empresas de servicios públicos están facultadas para colocarlos.

Pero dada situación de que la mayoría de sus barrios cuenta con un pésimo servicio de suministro de agua potable, solicitan que antes de proceder a instalar medidores, primero deben mejorar el servicio, razón por la cual los barranqueros rechazan la instalación de medidores de agua en sus hogares.

-Publicidad-