Adelaida Prieto Jayaliyu, misionera de la Madre Laura

Por: Astrid Castillo.

Desde la redacción de este medio de comunicación continuamos en busca de las historias y experiencias de quienes habitan en este departamento. En esta ocasión conocimos a una mujer que descubrió en la vida religiosa su vocación.

Adelaida Prieto Jayaliyu, Wayúu oriunda de la comunidad Keeyou en el corregimiento de Flor del Paraíso, municipio de Uribia, la Alta Guajira. Conoció la congregación de las Misioneras de la Madre Laura, cuando comenzó sus estudios en Uribia.

-Publicidad-

“Me llamó la atención como trabajan con los indígenas, en la parte organizativa, en salud, educación, en todos los sectores y me gustó el hecho de que respetaran nuestras prácticas ancestrales”.

Adelaida Prieto se considera una persona muy tradicional y defensora de su Cultura Wayúu. Le gusta hablar de sus mayores, de sus ancestros, cree que ellos están acompañándola siempre, para protegerla. Aunque ya no estén acá en la tierra, siguen en su misión de proteger a los que están aquí”.

En la congregación le permiten utilizar su vestimenta tradicional como atuendo diario, aunque también usa hábito, pero prefiere usar su manta. “Cuando uso manta me tratan igual que a todos, con el hábito siempre hay un trato más especial, pero yo prefiero estar como todos porque ante Dios somos iguales”.

Prieto Jayaliyu expresa que en su entorno familiar respetaron su decisión de vivir la vida religiosa y aunque todavía le cuesta separarse de su familia siempre recuerda que asumió un compromiso con Dios y con pueblo que es exigente.

La religiosa cuenta que este compromiso con Dios siempre trae su recompensa y de lo poco que da siempre recibe grandes cosas. “La gente se preocupa y está pendiente de uno, recibimos el cariño sincero de ellos”.

Esta Wayúu lleva diez años consagrada a la vida religiosa. Actualmente está prestando su servicio pastoral en una comunidad indígena del municipio Paz de Ariporo, departamento de Casanare.

“El mundo que nos espera es grande y debemos estar preparados. Toda la vida debemos estar dispuestos a seguir adelante”  expresó Adelaida.

-Publicidad-