La quema casi que en la totalidad del motor como consecuencia de un corto circuito que se originó al parecer por desperfectos en el sistema eléctrico.

El vehículo un Mazda 323 color azul automático, modelo 2000, placas 235 de Valledupar, según su propietario Wilmar Mendoza Zúñiga, se incineró en los instantes que trata de darle  arranque, “sentí” un olor  a gasolina y cuando le di encendido sobre vino la llama de la cual me advirtieron personas que hacían su paso por el lugar, me baje del carro y efectivamente observé que por los lados del capó salía candela” indicó.

El caso ocurrió el pasado sábado frente al hospital San Agustín y una Droguería cuyo propietario es el mismo Mendoza Zúñiga, en la calle 15 entre carreras 21 y 22 de Fonseca.

-Publicidad-

El cuerpo de bomberos que acudió al sitio, al ser alertados por la comunidad logró evitar que el carro se calcinara en su totalidad al lograr con su máquina extintora apaciguar el fuego.

Las pérdidas para el dueño están avaluadas en 12 millones de pesos. En otro hecho se conoció que presuntamente una mujer por celos roció gasolina y luego incineró el carro de su marido en la calle 16 con carrera 8 del barrio el Carmen de Fonseca.

-Publicidad-