Las llamas devoraban los pastizales secos, dejando a los animales sin alimentos.

Tres incendios forestales en menos de 24 horas han logrado controlar el cuerpo de bomberos voluntarios en la zona rural del municipio.

El primero se registró en el corregimiento de Guamachal, donde sorpresivamente un potrero ardía en llamas sin ningún control, hasta que por voces de auxilios y llamadas de emergencia a través de grupos de WhatsApp, el Cuerpo de Bomberos logró llegar al lugar y sofocar las llamas oportunamente, sin presentarse hechos que involucrarán vidas humanas.

El otro incendio se registró en la finca del señor Lisandro Maestre ubicada en la zona del Tablazo, aquí los bomberos manifestaron que “los incendios forestales nos atacan” y pidieron a la colectividad en general ser conscientes de este flagelo que se vive por el estado climático, solicitaron colaboración con el medio ambiente diciéndole haciendo hincapié en “No a la quema forestal”.

-Publicidad-

Y finalmente, en la tarde de ayer, otro predio inexplicablemente se prendió. Este está localizado en el Ramal de Cañaverales, ocasionando pérdidas millonarias.

-Publicidad-