Varias unidades de la Policía indagan en muchos sectores de la ciudad y además, repartiendo volante en donde se anuncia la recompensa para que den información que conduzca a su captura.
-Publicidad-
-Publicidad política pagada-

Un comando de la policía y grupos especializados del C,T,O, de la Fiscalía continúan en la investigación para dar con el paradero del hombre que el pasado 5 de febrero le quitó la vida al niño Samer Rafael Cantillo Vergara, en un paraje solitario cerca al barrio Villa Amelia I, de esta población fronteriza.

La ciudadanía está indignada a tal punto que reclaman a las autoridades cuanto antes resultados en esa investigación, que la paranoia se ha apoderado de algunos familiares al punto de que dos personas que no tienen ninguna responsabilidad en el crimen han sido maltratadas por grupos de voluntarios.

Entre tanto, las autoridades continúan su trabajo en varias comunidades cercanas, buscando elementos de juicio, insumos y datos que puedan llevarlos al paradero del mencionado sujeto, de quien se dice, podría estar en la ciudad y en condiciones que la misma comunidad se mantiene en alerta, por las posibilidades de que su enfermedad lo lleve a cometer otro acto similar.

-Publicidad política pagada-
-Publicidad-

Dentro de las hipótesis y posibilidades cabe de todo. Por ejemplo, existe el temor de que la persona que cometió tan reprochable acto pueda ser venezolano o no. Ante esta percepción, una fuente de la Fiscalía consultada por este medio, dijo que no precisamente puede ser del vecino país.

Precisó dicha investigador asegura que, si bien en la ciudad no se había presentado un hecho como este, es probable que haya sido cometido por un colombiano, que venía ensayando sus hábitos con situaciones de este orden, pero con manifestaciones menores, pero no tampoco por eso menos reprochables como el manoseo, las violaciones y situaciones similares hasta llegar al homicidio alevoso como ocurrió con el niño Samer.

Juan Mauricio Berrio.

Las alarmas llegaron a tal punto, que ya ningún niño se ve llegar o salir solo de las escuelas, ante el temor de sus padres de que les pase algo.

Para el director de la Fiscalía en La Guajira, Juan Mauricio Berrio, quien participó recientemente en un Consejo de Seguridad en la ciudad, es una lástima que la gente sepa y no denuncie los casos como se insinuó en una rueda de prensa luego de la reunión de las autoridades.

-Publicidad-
Loading...

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here