En Colombia, cuando se cumple la mayoría de edad todo ciudadano está facultado por el Estado para elegir y ser elegido. Y además, cuando se participa en el proceso eleccionario se obtienen varios descuentos y se abre un abanico de beneficios.

Así lo manifiesta la Constitución Política en su artículo 40. “Todo ciudadano tiene derecho a participar en la conformación, ejercicio y control del poder político. Para hacer efectivo este derecho puede elegir y ser elegido.

Pero los funcionarios públicos a veces se pierden muchos de los derechos ganados constitucionalmente, porque existen razones que los obligan a declinar de cualquier decisión que tomen, sin antes consultar o hablar con el jefe, que puede ser político o en su defecto, una persona a la que le deben favores.

-Publicidad-

En La Guajira debería ser igual, pero en algunos casos no es así. Por ejemplo, Álvaro ‘Toto’ Mendoza, tiene una encrucijada ya que milita en la organización política ‘Podemos’ que lleva candidato a la Cámara de Representantes, pero tiene a su hermano de padre y madre José María Mendoza Arévalo, candidato a la misma Corporación en representación del partido Mira, parece que ‘Toto’ no mirará a su hermano.

Otro lío lo tiene Alberto Durán Ibarra, quien es hermano de José Durán Rodríguez y sobrino de Eriberto Ibarra Campo, ambos candidatos a la Cámara de Representantes. Por quién deberá sufragar?, si se tiene en cuenta que su tío lo tiene laborando en Invías en la  capital del país.

Por su parte, la gente de Fuerza Viva se daba golpes de pecho afirmando que iban con Fernando Gómez al Senado de la República, teniendo ahora que recular porque los amigos del alcalde encargado de Riohacha llevan a Ana María Castañeda, en representación de Cambio Radical y ahora tienen que compartir la votación.

Algo parecido sucede en Nueva Guajira, porque el máximo jefe tiene un sobrino aspirando al Senado por el Polo Democrático, Andrés Felipe ‘Pipe’ Pérez, quien viene tocando puertas a las bases tradicionales de este Movimiento en el departamento, encontrando receptividad, pero a última hora llegó una contraorden de Bogotá para que voten por Efraín Cepeda, quien promete solucionarle el problema.

-Publicidad-