El pueblo Wayúu, siguen en este proceso de resistencia por mantener vivo su idioma ancestral.
-Publicidad política pagada-

Por Astrid Castillo.

En el marco del día Lengua Materna proclamado por la Conferencia General de la UNESCO en noviembre de 1999, desde la redacción de La Guajira Hoy, saludamos a todos las comunidades indígenas del territorio colombiano que siguen en la lucha por la preservación de su lengua.

Este año el tema propuesto para la conmemoración de este día es “preservar la diversidad lingüística y promover el plurilingüismo para apoyar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, contenidos en la Agenda 2030”.

-Publicidad-

En este sentido se quiere destacar la importancia de valorar y mantener los diferentes idiomas que se hablan en un departamento o un país y reconocerlo como una riqueza cultural.

De igual modo, busca reconocer lo valioso que es para una sociedad el hecho de que una persona o una comunidad, sea capaz de expresarse en varias lenguas. Según, estimaciones de la ONU existen 7000 mil lenguas pertenecientes a los diferentes grupos indígenas del mundo. 

En el caso colombiano, según el censo realizado en el año 2005, son 87 pueblos indígenas reconocidos oficialmente. Específicamente en el departamento de la Guajira, destacan los indígenas, Wiwa, Los Kogui, Zenú, Kankuamo y los Wayúu, considerados como una de las culturas con mayor población.

Vale destacar que aunque se ha promovido la importancia del uso de la lengua materna las etnias Zenú y Kankuamo no dominan su idioma perfectamente, solo pronuncian algunas palabras. A diferencia de estos Los Wiwas, Los Koguí y los Wayúu, siguen en este proceso de resistencia por mantener vivo su idioma ancestral.

Dayana Urzola Domicó, del pueblo indígena Emberá destacó que esta fecha es importante porque la lengua materna hace parte de la identidad de los pueblos indígenas y de la resistencia que siempre tienen como pueblos originarios de Colombia.

Indígena Embera. Fotos cortesía Dayana Urzola Domicó

“Es imprescindible impulsar en las instituciones, las comunidades, en las familias el dialogo en las lenguas indígenas porque hace parte del proceso cultural e identitario, es necesario  incentivar a las madres, que son las formadoras a que sigan orientando un poco más, pensando en las generaciones, niños, jóvenes” puntualizó Dayana Urzola.

Esta joven indígena invitó a las nuevas generaciones a seguir en resistencia y sentirse orgullosos de hablar en su lengua originaria.

En definitiva es importante una educación donde se les inculque a los niños y jóvenes lo importante de establecer diálogos en su lengua materna, que sea capaz de acercarse al abuelo, a la abuela, a la mamá al papá y conversar en su idioma de origen para preservar así la cultura.

-Publicidad-