Los venezolanos se han tomado el parque para vivir y trabajar a la vez.

Por Pablo Gámez Sierra.

Ante la invasión de ventas estacionarias y callejeras instaladas en el espacio público, por decenas de emigrantes procedentes del vecino país, Venezuela, los vecinos de esta zona de recreación, se declaran impotentes ante la presencia de los extranjeros.

El parque Los Vados permanece invadido por diferentes productos de la canasta básica familiar, ventas de comidas y en especial frutas y verduras, plásticos del hogar, calzados, materas, electrodomésticos, que van desde abanicos, hasta lavadoras, entre muchos otros elementos que colocan sin ningún  control sobre el espacio público.

Estas son los articulo que venden los venezolanos quienes se han tomado la acera del parque.
-Publicidad-

La presencia de los informales venezolanos que cada día es mayor con sus carretas por ese tramo comercial de gran circulación, también tienen frenada la movilidad del sector; dicen los vecinos, quienes están preocupados porque los venezolanos, igual se han apropiado de un solar aledaño.

Según lo expresado barranqueros, los que se encuentran dentro del terreno consumen drogas, duermen a la intemperie, hacen sus relaciones sexuales y necesidades fisiológicas a la vista de todos, y las autoridades se hacen la vista gorda, como si nada pasara.

Los comerciantes que pagan los impuestos y arriendo de locales, indicaron que las ventas de sus productos han bajado, hasta tal punto que se  están viendo en  la quiebra, por lo que contemplan la posibilidad de no seguir pagando los impuestos, si las autoridades no actúan frente al problema que los aqueja.

Asimismo muchos trabajadores barranqueros del común, han manifestado su inconformidad por la competencia desleal de los venezolanos, que han abaratado el costo de la mano de obra y ya no encuentran donde trabajar para llevarles el sustento diario a sus familiares.

Señalan que los emigrantes, todo lo que se ganan lo transfieren a su país, dejando al pueblo sin circulantes, lo que hace que aumente la pobreza y la miseria en esta localidad.

Los naturales de Barrancas solicitan a las autoridades y al gobierno municipal, tomar medidas frente a esta situación que cada día se torna peor. El parque está ubicado entre la carrera 7 con las  calles 11 y 12 del Centro de Barrancas.

-Publicidad-