Cuando caminaba desprevenido por el barrio Nazareth de Riohacha, Ángel de Jesús Viloria Gómez, de 20 años de edad, se topó con miembros de la fuerza pública, quienes andaban de civil y le solicitaron una requisa.

En sus bolsillos, se le encontró 12 cigarrillos fabricados artesanalmente que contenían marihuana y 15 papeletas con clorhidrato de cocaína. Su aprehensión se produjo en la calle 35 con carrera 25.

Asimismo, le hallaron dinero en efectivo e indicó que era producto de la comercialización del estupefaciente en diferentes sectores de la ciudad, ya que vendía el alucinógeno a domicilio.

-Publicidad-

De inmediato los funcionarios de la Seccional de Investigación Criminal e Interpol le manifestaron que quedaba capturado, le leyeron sus derechos y deberes.

Un Juez con funciones y control de garantías, escuchó la acusación que le hizo el fiscal basándose en el informe que entregó un policía que estuvo en el operativo, siendo enviado a la cárcel por el delito de tráfico de estupefaciente.

-Publicidad-
-Publicidad-