Niños y adultos durante la capacitación de cómo enfrentar una emergencia.

Con talleres dirigidos a la gestión del riesgo, la Asociación de Biólogos de la Universidad del Atlántico-Abiudea dio apertura a las acciones del proyecto Establecer Capacidades de Emergencia y de Preparación a Desastres en las Américas.

Este proyecto tiene como objetivo fortalecer las capacidades comunitarias de preparación y respuesta a desastres en las veredas Las Balsas, Alewa, Totumo, Naranjal, Piyaya, Juan y Medio en la cuenca del Tapias, en el Departamento de La Guajira.

Dicha orientación de este evento estuvo a cargo de la Corporación Autónoma Regional de La Guajira (Corpoguajira) y la Defensa Civil seccional La Guajira, con productores de las veredas Las Balsas y Alewa, Los Monos en el corregimiento de Juan y Medio, área rural del Distrito de Riohacha. 

-Publicidad-

La coordinadora de proyectos de Abiudea, Yazmín Gómez Paba en la instalación del taller, manifestó a los productores que se da inicio a un nuevo proyecto con el fin de continuar con el propósito de fortalecer las capacidades de preparación y respuesta a desastres, como continuidad de las actividades que se venían desarrollando.

El proyecto se denomina Fortalecimiento de la Resiliencia de Comunidades Vulnerables, Indígenas y Afrocolombianas al Cambio Climático que implementamos con Malteser International y recursos del Ministerio Federal para la Cooperación y el Desarrollo Económico de Alemania provenientes de Aktion Deutschland Hilft.

La coordinación del proyecto, manifestó además, que estas capacitaciones serán orientadas a la identificación del riesgo, análisis de vulnerabilidad, construcción de mapas de riesgo, planes de emergencia comunitaria, prevención y control de incendios, además de entrega de equipos a los grupos capacitados para atender las emergencias como respondiente primario ante estos eventos.

Lo anterior, sumado a que estos productores interesados en la gestión del riesgo, en sus respectivas comunidades, recibirán el equipamiento necesario, la divulgación, el ajuste a mapas de riesgo, desarrollo de guías, folletos en español y wayunaiki y sensibilización de las comunidades netas que participarán en dos simulacros para reforzar los conocimientos adquiridos.

-Publicidad-