La IPS Indígena A>inmajaa Wayúu, asumió el compromiso de constituir la línea de partida para la construcción del modelo de salud para el Pueblo Wayúu.

Es un hecho comprobado que las barreras que dividen a la sociedad colombiana con los pueblos y comunidades indígenas obedecen a varias razones, entre ellas, las territoriales, las culturales, las lingüísticas y que a su vez se acentúan en la prestación de los servicios de salud.

El Estado colombiano ha implementado en diversos momentos el conjunto de normas que hoy en día protegen sus derechos, les dan la relevancia que tienen en el marco de la Constitución y hacen posible el reconocimiento étnico y cultural para el acceso al servicio de salud, obviado en la Ley 100 de 1993 y reivindicado con otras normatividad y con la Ley estatutaria.

Compartiendo con los niños aparece Juana Cordero Moscote, gerente de la IPS Indígena A>inmajaa Wayúu.

Estas herramientas dadas por el Estado, en cumplimiento al derecho de la autonomía de los grupos indígenas hace necesario que las mismas comunidades diseñen nuevos modelos de atención en salud que emanen desde su cosmovisión y abran la puerta a la interculturalidad, estableciendo la diferencia entre lo propio y lo pertinente, llevándolas a alcanzar mejores niveles de vida, desde sus formas de ver la salud y comprender el mundo.

-Publicidad-

La IPS Indígena A>inmajaa Wayúu, en cabeza de su gerente, Juana Cordero Moscote,  consciente de su rol como institución prestadora de servicios de salud Indígena, asumió con mucha responsabilidad el compromiso de constituir la línea de partida y poner la primera piedra para la construcción del modelo de salud para el Pueblo Wayúu, con base en el diálogo como epicentro del intercambio de saberes.

En este sentido, las prácticas culturales del pueblo indígena Wayúu, y la caracterización de las actuales condiciones en salud, se convierten en un elemento valioso para identificar desde su contexto cuáles son los espacios que pueden abrirse para la atención en salud de su problemática e igualmente las metodologías y potencialidades que permitan favorecer la intervención del Estado, partiendo de adecuadas estrategias de desarrollo y sobre todo, de una eficaz gestión pública.

Imaginen a esa Colombia pluriétnica y multicultural llena de mulatos, mestizos, afros e indígenas que viven en un país que proclama los derechos de una nación pluralista y libre como lo establece la Constitución Política de 1991, donde ha quedado atrás el abandono, la violencia, la enfermedad, la marginación, las cifras elevadas de niños Wayúu muertos por causas evitables y prevenibles, la carencia de alimentos, de vivienda digna, de agua, de servicios oportunos de salud, imaginen un lugar donde se respira un ambiente de paz y post-conflicto.

Imaginemos por un momento, a esa Colombia que por el proceso de mestizaje desde la conquista de la colonia española ha dado como resultado una cultura diversa, rica en manifestaciones, expresiones culturales y costumbres de distintos orígenes que hoy nos caracterizan ante el mundo.

Ahora nuestros indígenas Wayúu son protagonistas de todo aquello que pueda afectar sus vidas, en donde hay un rescate pleno de usos y costumbres y de su espiritualidad, ahora son partícipes de las decisiones de las que dependen su bienestar y el entorno de su familia.

¿Llegara ese día en el que ya no se considere una utopía ofrecer a todos los pueblos indígenas una salud y una vida plena en Colombia?

Aspectos de las diferentes reuniones que se realizó para perfeccionar el proyecto.

Lograr consensos y acuerdos entre organizaciones estatales garantes de los derechos de los pueblos indígenas, las organizaciones sociales y étnicas, instituciones prestadoras y promotoras de servicios de salud, para la construcción de políticas públicas en salud que promuevan la inclusión social y el respeto por la diversidad, es una apuesta social en la que también debemos estar comprometidos, y este documento desde la voz de las autoridades y actores de la medicina tradicional del Pueblo Wayúu, es un excelente insumo para construirlas.

Esta investigación fue desarrollada con recursos del ministerio de salud, avalados por la Mesa de Diálogo y Concertación para el Pueblo Wayúu colombiano, bajo la coordinación de la Investigadora, pediatra y Wayúu Iliana Curiel Arismendi, la orientación Germán Aguilar,  Palabrero Wayúu, y a su vez con la colaboración de la Ipsi Ayuleepala, Ipsi Anenu-Jia, Ipsi Wale Keru miembros de Asowakuaipa (Asociación de Ips Indígenas del Pueblo Wayúu), en calidad de  aliados.

-Publicidad-