Con la medida de detención domiciliaria fueron cobijados los dos funcionarios públicos que laboran en la Alcaldía de Riohacha,  quienes están inmersos en una denuncia que realizó un comerciante del Mercado Viejo, en donde aparentemente le estaría entregando dinero bajo presión y de manera extralegal.

Los involucrados son Braulio Melo Cataño y Guillermo Camargo Camargo, quienes llevan tres días en los calabozos del Cuerpo Técnico de Investigación, ya que el viernes cuando terminaron las audiencias (noche) no se pudo realizar los trámites para trasladarlos a sus residencias.

En la decisión, el juez Bacrim decidió aplicarle la media porque su entender no son un peligro para la sociedad, tampoco para el proceso ni para el denunciante.

-Publicidad-

Los funcionarios enfrentarán cuatro delitos que le imputó la Fiscalía, los cuales no aceptaron y ellos son: concierto para delinquir, cohecho, prevaricato por omisión y concusión.

La audiencia que se realizó en la tarde del viernes y culminó en horas de la noche, desarrollándose a puerta cerrada y en ella imperaba un hermetismo.

Sobre los demás implicados se ha sabido nada, se sabe que existen más de dos órdenes de capturas en donde se encuentra inmersos otros funcionarios públicos, que aparecen relacionados en una grabación y que dio a conocer en su momento el noticiero de Cardenal Estéreo.

-Publicidad-