La Guajira es receptora de los venezolanos que emigran voluntaria de su país.

En el marco de la celebración del día Mundial de la Justicia Social la ONU propuso para este año el tema sobre los trabajadores migrantes y su búsqueda de la justicia social, en tal sentido es importante reflexionar sobre la realidad de los migrantes venezolanos que han llegado al país.

Cesar Arismendi Morales, director de Guajira360° destaca que actualmente Colombia está viviendo un proceso de migración voluntaria en este caso, venezolanos que llegan al país buscando mejores opciones de vida en el ámbito personal y familiar.

En este sentido, señaló que “es importante que el país piense como atender a esta población que está conviviendo con nosotros, pues es económicamente activa y necesita que sus derechos fundamentales también les sean garantizados”. 

-Publicidad-

Según, estimaciones de la Organización Mundial del Trabajo (OMT) un aproximado de 150 millones de trabajadores en todo el mundo son migrantes, lo cual corresponde a un 4,4 por ciento de la mano de obra mundial, de estos un 56 por ciento son hombres y el 44 por ciento, mujeres.

De igual modo, esta organización destaca que a nivel mundial, los trabajadores migrantes tienen una tasa de actividad más alta que los locales, lo que se traduce a un 73 y un 64 por ciento, respectivamente.

Datos proporcionados por el Director de Guajira 360°, estiman que 550 mil inmigrantes se encuentran en todo el país en busca de un trabajo digno, que le permita obtener los ingresos necesarios y les garantice el desarrollo personal para el cumplimiento de sus derechos fundamentales.

Cesar Arismendi Morales.

Asimismo, Cesar Arismendi destacó que en el caso colombiano algunas de estos inmigrantes se han dedicado al ejercicio de la economía informal, el cual se encuentra en un 48 por ciento en todo el país y específicamente en Riohacha capital de La Guajira para el cierre del año 2017 se encontraba en un 63, 5 por ciento.

La economía informal es un sector donde no están garantizados las condiciones laborales específicas, las condiciones de seguridad, salud, es de  baja productiva, y sus trabajadores están obligados a cumplir extensas horas de trabajo para poder comer en todo el día puntualizó Arismendi.

Por otra parte, vale la pena destacar la presencia de venezolanos profesionales en todas las áreas como administradores, diseñadores, comunicadores que llegaron a este país para tratar de encontrar una mejor calidad de vida y se encuentran en los hogares colombianos realizando el aseo, haciendo trabajos de mantenimiento de uñas, cortes de cabello, entre otros oficios varios lejanos a su profesión.

En el marco de la celebración del día de “la justicia social” y apelando al derecho que tienen las personas de emigrar para buscar mejores condiciones de vida, los colombianos tienen el reto de intentar ser tolerantes, no todos somos  iguales y es necesario empezar a reconocerlo para promover el desarrollo de una convivencia pacífica.

Los venezolanos ya están en este país “y toca aprender a convivir con ellos” Sí, es cierto que hay migrantes venezolanos que llegaron al país y con su falta de valores están causando una mala percepción de los demás. Sin embargo, también es cierto que existe este otro grupo de buen corazón que simplemente está luchando por un mejor porvenir para su familia.

El trabajo del país es grande, pero es importante que se establezcan las acciones que promueve la ONU de un desarrollo sostenible donde se le garantice a los migrantes y al mismo tiempo a los colombianos el cumplimiento de sus necesidades básicas.

-Publicidad-