Como este poste, hay muchos que han ido perdiendo el cemento, convirtiéndose en un verdadero peligro para los habitantes de El Molino.

Por Alcides Vence Ibarra.

Son múltiples los inconvenientes que pueden ocasionar las decenas de postes que eran utilizados para sostener las redes de telefonía domiciliaria aquí en el municipio de El Molino.

Aún después de desaparecer la empresa Telecom, el deterioro de la postelería en la actualidad es considerada una amenaza para los habitantes de los diferentes sectores donde el pasar del tiempo ha mostrado la caída del cemento y el óxido que ha carcomido las estructuras de hierro, convirtiéndose en un peligro eminente que puede sorprender con el desplome   y causar daños a su alrededor o un accidente a los  peatones.

-Publicidad-

Un ejemplo se presenta en la esquina de la carrera 2 con calle 14, donde funciona un puesto de ventas de fritos. Allí se hace palpable el agrietamiento y total deterioro de un poste que es sostenido por las ramas de un árbol.

Varios habitantes de este municipio han hecho su denuncia verbal a las autoridades para que haga el desmonte de los postes y eviten las eventualidades que se puedan presentar.

Este medio conoció que en meses pasados unos operarios llegaron al municipio con herramientas y una grúa, retiraron determinado número de postes en buen estado, se los llevaron y dejaron los postes dañados sin interesarles el peligro que estos representan.

-Publicidad-